El silencio de los Caladiños marca la procesión más solemne de la semana

El Ideal Gallego-2015-04-05-013-860e3fdc
|

La del Sábado Santo es la procesión más solemne de la Semana Santa coruñesa. La última muestra de recogimiento de los fieles antes de la celebración de júbilo prevista para esta mañana.
Los Caladiños realizaron en absoluto silencio su recorrido con principio y final en la plaza de Carlos I. El Parrote, la Dársena, la avenida de Montoto y Puerta Real fueron los escenarios por los que la comitiva mantuvo un mutismo riguroso.
Las imágenes de la Soledad y San Juan avanzaron sobre los hombros de los braceros de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Santo Entierro –organizadora de la procesión– y estuvieron acompañadas por un grupo de fieles en los que el recogimiento fue la nota dominante.
También los que acudieron a ver los pasos en su camino por la fachada marítima de la ciudad mantuvieron un silencio respetuoso, solo roto por momentos por el bullicio propio de la zona, que estaba muy concurrida.

viernes santo
La devoción callada de ayer contrasta con la intensidad del viernes, en el que tuvieron lugar cuatro recorridos dolientes. El Vía Crucis organizado por la Cofradía de la Pasión del Señor y de Nuestra Señora del Mayor Dolor recorrió la Ciudad Vieja con las imágenes de la virgen doliente y el Cristo de la Agonía presidiendo la marcha como preludio de las procesiones del Santo Encuentro y del Santo Entierro, en las que una docena de pasos recrearon parte de la Pasión por el centro de la ciudad.
En Os Castros y Cuatro Caminos la Cofradía del Santísimo Cristo del Amor y Nuestra Señora de las Angustias organizó la última de las procesiones de la jornada, que congregó a numerosos vecinos de la zona.
La procesión de Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Esperanza cerrará esta mañana los actos de la Semana Santa herculina.

El silencio de los Caladiños marca la procesión más solemne de la semana