El Tesoro coloca 1.935 millones en letras y paga el doble de intereses a seis meses

|

  España cerró ayer una subasta de trámite, la última del mes –de letras a corto plazo–, con mayor rentabilidad, pero con una gran acogida por parte de las entidades, que le ha permitido no apurar el objetivo máximo de la emisión y apaciguar el mercado secundario de deuda soberana.

En total, el Tesoro adjudicó ayer 1.933 millones de euros en letras, de los cuales 724 han sido a tres meses y 1.208 a seis meses, con un interés marginal del 0,72% para las primeras y del 1,628% para las segundas.

Esto supone prácticamente duplicar la rentabilidad de la anterior emisión de estas características, cuando fue del 0,428% a tres meses y del 0,868% a seis meses, aunque se queda por debajo del rendimiento ofrecido en enero, que superó el 1%.

Según explicó el economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, los efectos de las subastas del BCE se siguen notando y, aunque hubo “algo de tensión”, el interés se mantiene por debajo del 1%, con lo que el debate internacional sobre la intervención de España es “una paranoia”.

 

Mercado > El mercado daba por hecha una subida de la rentabilidad aunque las tensiones en el mercado de deuda soberana se han trasladado en parte a Francia y Holanda, debido a la incertidumbre política de ambos países.

Tal y como destaca el departamento de análisis de Bankinter, la atención empieza a enfocarse fuera de España.

La demanda de las entidades superaron en esta ocasión los 9.400 millones de euros, con lo que el ratio de cobertura, o proporción entre la demanda y el importe adjudicado, ha sido muy elevado, casi cinco veces.

En este sentido, el estratega de Citi José Luis Martínez Campuzano indica que la emisión fue positiva, “considerando el interés del inversor por el papel de plazos cortos y la más que moderada oferta realizada por el Tesoro”.

En una nota, el Ministerio de Economía destacó ayer que el Tesoro tiene en la actualidad cubiertas en torno al 50% de las necesidades de liquidez para el ejercicio, pero realiza esta emisión para satisfacer la demanda de este tramo de deuda pública.

No necesita, por tanto, forzar cantidades ni tipos, especialmente en unas condiciones del mercado como las actuales, prosigue el comunicado.

Asimismo, el departamento recuerda que las letras a tres y seis meses no aportan financiación neta.

Desde el departamento de estrategia de Ahorro corporación, José María Valle explica que el Tesoro redujo de nuevo el objetivo previsto y favoreció la colocación, una estrategia útil en momentos de tensión.

El Tesoro coloca 1.935 millones en letras y paga el doble de intereses a seis meses