El Aita Mari rescata a 47 personas en el mar y reclama un puerto seguro

El 'Aita Mari' rescata a 47 migrantes enLa ONG Salvamento Marítimo espera permiso para atracar en un puerto y desembarcar a las 47 personas rescatadas | EP las costas de Malta SALVAMENTO MARÍTIMO HUMANITARIO 13/04/2020
|

El barco de rescate Aita Mari de la ONG Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) rescató ayer a 47 tripulantes de una patera que se encontraba a la deriva en aguas del Mediterráneo y reclamó un puerto seguro para su desembarco.

Según informó la ONG en redes sociales, el barco de rescate zarpó  desde Siracusa de regreso a hacia España, pero en su trayecto recibió el aviso de la existencia de varias pateras en el Mediterráneo.

Tras localizar ayer a una de ellas e informar a las autoridades, los tripulantes del Aita Mari solicitaron “asistencia médica urgente” ya que en la misma viajaban un total de 47 personas, seis de ellas inconscientes y una de ellas embarazada.

Según la ONG ayer al mediodía, la previsión meteorologica estaba empeorando con el paso de las horas y todavía no habían recibido “instrucciones de ninguna autoridad (Malta, Italia o UE)”.

Finalmente, Malta autorizó a media tarde que los náufragos subieran a bordo del Aita Mari y anunció el envío de un helicóptero con personal médico para evaluar la situación de estas personas. “Exigimos un puerto seguro para estos seres humanos. Llevan demasiados días en el mar. Es la ley”, señalaron desde el Aita Mari.

Crisis migratoria

Con los puertos de Malta e Italia cerrados por las disposiciones de seguridad para frenar la pandemia de coronavirus, el Mediterráneo Central se sume en el caos con barcazas de migrantes sin asistencia y otras pateras que llegan de forma autónoma a las costas de Sicilia.

A las 05.00 horas de ayer, un bote neumático con 77 migrantes procedentes de países del África subsahariana llegaba a las costas de Portopalo di Capo Passero, en la provincia de Siracusa, en la isla italiana de Sicilia.

Sólo unos pescadores se dieron cuenta de la llegada de la barcaza. El alcalde de la localidad, Gaetano Montoneri, explicó que debido a las disposiciones decretadas por la pandemia, a todos ellos se les tomó la temperatura y se procederá a realizarles pruebas del coronavirus, pero el gran problema es que no existe un lugar donde puedan pasar la cuarentena que es obligatoria. Lo mismo ocurrió este domingo en Pozzallo, en Sicilia, donde el alcalde solicitó ayuda, ya que el centro de acogida está en cuarentena por un caso positivo por Covid-19.

El Aita Mari rescata a 47 personas en el mar y reclama un puerto seguro