Los inspectores de Hacienda advierten de la falta de medios para frenar el fraude

El Ideal Gallego-2014-09-05-007-41cc86c2
|

El presidente de Inspectores de Hacienda del Estado, Ramsés Pérez Boga, aseguraba ayer en un encuentro en la ciudad que no había instituciones con medios adecuados para frenar la corrupción. Es por eso que después del intento fallido de presentarle al ministro Montoro un informe de 234 medidas para la lucha antifraude, el colectivo insiste en la necesidad de crear una oficina independiente dentro de la Agencia Tributaria que se encargue de perseguir a los deudores y cuyo director general sería nombrado por el Parlamento para asegurar la transparencia.
De esta forma, se evitarían escándalos como el de Pujol “totalmente descubierto” o en todo caso se tardaría menos, que se puso en tela de juicio siendo presidente de la Generalitat cuando saltaron a la luz posibles comisiones que cobraba por obras públicas, pero al que se dejó de investigar. En este sentido, el experto aludía a las leyes donde no prima la colaboración ciudadana y al hecho de que estos pagos en “b” se realizan en metálico como parte de un problema generalizado en el país, no solo de políticos y grandes multinacionales.
Pérez Boga señaló que existe una bolsa de fraude gigante hinchada por empresas que no facturan más de 100 millones. De ahí la urgencia de una institución dedicada en exclusiva a ello y la publicación de los datos de los contribuyentes: “no para aumentar el morbo del ocioso sino para que esas personas no se atrevan a defraudar”.
Entre las propuestas de Inspectores de Hacienda, además de atender a la vía de la vergüenza y el qué dirán, está también la de promover campañas de divulgación que lleguen a los colegios y que hagan ver al mundo adulto las consecuencias sociales que genera el engaño y el blanqueo.
En un país donde el 23% de su economía está sumergida, Pérez Boga admitió que el ministro no había tenido en cuenta sus proposiciones al presentar su reforma fiscal pero que sí tomó nota de alguna de sus alegaciones. En definitiva, sentenció que Montoro dejó el fraude sin tocar y que era cosa de todos los partidos cuando estaban en el poder desentenderse de estos temas cuando pasan el ecuador de su mandato. n

Los inspectores de Hacienda advierten de la falta de medios para frenar el fraude