A Coruña recibe tras un parón por mal tiempo a los peregrinos que hacen la ruta jacobea en barco

|

La Travesía Sail The Way acercó ayer a la ciudad a varios grupos de peregrinos que realizan el Camino de Santiago en barco, una modalidad que, pese a estar oficialmente reconocida por la Oficina del Peregrino, todavía no es muy conocida. Esta travesía realiza su quinta edición con el objetivo de poner en valor el recorrido marítimo de la ruta jacobea.

Atracó ayer en el Real Club Náutico de A Coruña alrededor de las 13.45 horas tras una jornada de parón por el mal tiempo, y es que el viento les obligó a retrasar la llegada a la ciudad un día. Patricia Alcubilla, la coordinadora terrestre de la Travesía Sail The Way explica que el recorrido se realiza por etapas, al igual que las rutas terrestres. “El domingo tuvimos que parar en Cedeira por las malas condiciones meteorológicas, ya que hacer el Camino de Santiago en barco también tiene sus dificultades”, explica.

Tras pasar la tarde en A Coruña y visitar la torre de Hércules, hoy ponen rumbo cuatro barcos al siguiente puerto, en este caso Muros. “Después iremos a Pobra do Caramiñal, Vilagarcía de Arousa y, a continuación, cogeremos el catamarán que sube por el río Ulla hasta Padrón”, dice. El día 29, cuando lleguen a este último destino, realizarán la última etapa caminando hasta Santiago, el fin del camino tras quince días de ruta.

Si bien esta travesía en grupo se realiza una vez en verano, Alcubilla quiere reflejar que esta modalidad del Camino de Santiago se puede realizar durante todo el año. “Es más cómodo hacerlo en grupo porque la gente se siente más segura y saben que estamos para apoyarlos en todo, ya que hay tramos como el Cabo Fisterra o el Cabo Ortegal donde dicen que es más complicado navegar, sobre todo solo”. Así, relata que la experiencia siempre es satisfactoria para todos los participantes y espera que se reconozca cada vez más con los años. l

A Coruña recibe tras un parón por mal tiempo a los peregrinos que hacen la ruta jacobea en barco