Científicos encuentran en Fisterra las claves del comercio marítimo del siglo XVI

Intengrantes del equipo de investigación ForSEAdiscovery posan hoy en el Faro de Fisterra. El proyecto de investigación ForSEAdiscovery realiza esta semana una serie de prospecciones en pecios de los alrededores de Fisterra (A Coruña)
|

 Un equipo científico ha hallado en el entorno de la localidad coruñesa de Fisterra varios restos que proporcionan claves sobre las rutas comerciales marítimas de los siglos XVI y XVII, informaron hoy representantes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Csic).

Los científicos forman parte del proyecto de investigación Forseadiscovery, que esperan reanudar las prospecciones el próximo verano.

El equipo efectúa desde el pasado sábado y hasta mañana una seria de prospecciones en pecios en la zona de la denominada Costa da Morte para conocer el estado de yacimientos arqueológicos subacuáticos y la coordinadora del Csic, Ana Crespo, destacó el "impacto económico" y la trascendencia "en el programa marco de la investigación en humanidades y en ciencias sociales a nivel europeo".

El jefe de buceo, Miguel San Claudio, precisó que la zona de Fisterra está considerada como "la ruta comercial más importante, la más fuerte que ha conocido la historia" en esta zona del litoral atlántico

Los yacimientos de esta zona de Galicia podría permitir conocer detalles sobre el tráfico marítimo mercantil desarrollado hace cinco siglos.

Crespo bromeó al señalar que en el proyecto, financiado por la Unión Europea, colaboran "países que hace tres siglos estaban en guerra" y que ahora cooperan en la investigación de lo que espera que se convierte en "la cuna de futuras generaciones".

El proyecto establece "una serie de objetivos y planes para volver probablemente en julio" para diseñar un plan que quizá necesite "más ayuda logística por parte de las autoridades locales".

"Estamos valorando la posibilidad de aumentar aún más nuestro conocimiento sobre pecios que se han encontrado", ha destacado después de comprobar el estado de una serie de ellos, incluidos de barcos de la Segunda Armada Invencible, hundidos en la zona por un temporal en 1596.

Lo fundamental es la financiación y para eso la Unión Europea pide que la investigación "sea multidisciplinar" y ahora cuenta con la ayuda de universidades europeas y empresas privadas, "con el objetivo de formar un equipo de jóvenes investigadores".

El proyecto tiene entre sus metas la búsqueda del origen de la madera de los barcos hundidos para comprobar si los bosques ibéricos fueron suficientes para sostener el crecimiento de construcción naval o fue necesaria la importación en los siglos XVI y XVII, cuando mejor funcionaban las rutas comerciales.

El experto en buceo ha precisado que en Fisterra estaba "la ruta comercial más importante, la más fuerte que ha conocido la historia" de esta zona del atlántico y por eso los yacimientos son clave para conocer los detalles sobre lo que sucedía hace cinco siglos

En su opinión "es una decisión lógica" desarrollar esta actividad en la zona "porque el objetivo de trabajo del proyecto está en consonancia con la riqueza cultural, en este caso subacuática".

Para San Claudio es fundamental las "facilidades que ofrece esta costa para el trabajo científico sistemático subacuático" y el apoyo del Ayuntamiento de Fisterra, ya que sin ello "so se habría podido desarrollar esta actividad durante tantos años".

En ese sentido, ha aludido a las investigaciones y los trabajos previos que llevan en marcha desde 2006 que ha sentado las bases para futuros hallazgos.

Científicos encuentran en Fisterra las claves del comercio marítimo del siglo XVI