Las catástrofes que pueden acabar con la vida en la Tierra

Una llamarada solar de alta energía influiría en las comunicaciones y la electrónica causando un apagón EP
|

Un grupo de astrónomos se han preguntado hasta que punto la vida en la Tierra es segura ante amenazas del espacio, y han encontrado hasta seis clases de eventos cósmicos que pueden borrar a la Humanidad.
En primer lugar de una lista publicada en The Conversation se menciona una llamarada solar de alta energía. Este fenómeno puede influir en la comunicación por radio y causar cortes de energía. En un caso extremo, nuestra civilización basada en la electrónica afrontaría un inmenso desafío en un supuesto de este tipo.
El impacto de asteroides es otra posibilidad a la que nos enfrentamos. Investigaciones recientes nos han hecho conscientes de la gran cantidad de rocas espaciales en nuestro sistema solar que podrían poner en peligro. Contra los más grandes y raros estamos bastante indefensos. Si bien no siempre destruirían la Tierra o incluso la harían inhabitable, podrían acabar con la humanidad causando enormes tsunamis, incendios y otros desastres naturales.
En tercera posición, un Sol en expansión es un riesgo lejano en el tiempo pero inevitable para la Tierra. A medida que el Sol se haga más viejo, se hará más grande, lo suficiente como para envolver tanto Mercurio y Venus. La Tierra puede parecer segura, pero el sol también creará un viento solar extremadamente fuerte que ralentizará la Tierra. Como resultado, en alrededor de 7.590 millones de años, nuestro planeta entrará en espiral en las capas externas de la inmensamente expandida estrella moribunda y se derretirá.
La lista incluye en cuarto lugar los extremadamente poderosos estallidos de energía llamados ráfagas de rayos gamma, que pueden ser causados por sistemas binarios de estrellas (dos estrellas orbitando un centro común) y supernovas (estrellas en explosión). La radiación resultante de uno podría dañar y destruir nuestra capa de ozono, dejando la vida vulnerable a la radiación UV del sol.
En la quinta plaza aparecen las explosiones de supernova, que tienen lugar cuando una estrella ha llegado al final de su vida, y que ocurren en promedio una o dos veces cada 100 años en nuestra Vía Láctea.
En sexto lugar, una estrella errante en su camino a través de la Vía Láctea que podría llegar tan cerca de nuestro sol que interactuaría con la rocosa “nube de Oort”, fuente de cometas. Esto podría conducir a una mayor probabilidad de que un enorme cometa se precipite a la Tierra.

Las catástrofes que pueden acabar con la vida en la Tierra