La junta de acreedores marcará el futuro del club antes de las elecciones

28 marzo 2013 / 07 junio 2013 / 30 junio 2013 / 21 julio 2013 / 03 agosto 2013 / 07 septiembre 2013 / 10 septiembre 2013 / 29 septiembre 2013 Fútbol Suspendida la vista por el juez, para decidir cómo se reparten los nueve millones de euros
|

Hay dos peticiones ante el juzgado para ‘cambiar’ el panorama actual del Deportivo. Una es la de los administradores concursales, que han solicitado al juez que se suspenda a Lendoiro (ya lo habían pedido al principio del concurso). La otra es la de la candidatura de Tino Fernández, quien pidió amparo ante los juzgados al no admitir el club casi un 3% de acciones que, según Tino Fernández, estaban debidamente acreditadas.
A la espera de noticias sobre ambas demandas lo que es evidente es que la junta de acreedores marcará el futuro del club. Hace poco se pudo ver como la UD Salamanca desaparecía al no llegar a un acuerdo en su junta con los acreedores. En esta ocasión fue un banco, el Popular, el que ni tan si quiera se personó en la misma.
Los dos convenios, el presentado por el Deportivo y el que ha hecho pública la Agencia Tributaria son diametralmente opuestos y, como queda claro en la página anterior, hacen que las posturas estén demasiado alejadas con el máximo acreedor.
Es por ello que el panorama no parece nada alentador, sobre todo tras la reunión de ayer en Hacienda en la que tras una hora y media no se llegó a ningún avance importante.
Las negociaciones con la Agencia Tributaria deberían ser fundamentales para conseguir un convenio aceptable que superase sin problemas la junta de acreedores y que fuese asumible por parte del club.
Si algunos acreedores siguen ejecutando embargos después del día diez de enero el club estará condenado a la desaparición y no sería algo nuevo en el panorama nacional, como queda patente, por ejemplo, con el extinto Salamanca.
Esta situación deja muy claro que el futuro de la entidad pende de un hilo y que, aunque algunos deportivistas no lo perciban de esta manera, la situación es tremendamente complicada. Si no se avanza, por parte de todos, acreedores y club el futuro no será fácil para el Depor a pesar de la enorme afición que tiene o la gran ciudad en la que juega cada domingo. n

La junta de acreedores marcará el futuro del club antes de las elecciones