La Universidad facilita la flexibilidad de las matrículas para casos excepcionales

el consello de goberno se celebrã³ ayer en a maestranza susy suã¡rez
|

  La Universidad de A Coruña abre una puerta a la flexibilización de horarios y a la conciliación de la vida familiar y académica de sus alumnos. El Consello de Goberno celebrado ayer en el Rectorado aprobó una nueva norma que facilitará el estudio a tiempo parcial para los alumnos que concurran en alguno de los once casos especiales contemplados en la disposición.

El órgano rector aprobó estas facilidades para aquellos que trabajen a lo largo del curso durante un mínimo de 180 días, los afectados por una discapacidad física, psíquica o sensorial en un grado igual o superior al 33% o para quienes sean cuidadores principales de personas dependientes.

También podrán acogerse a esta nueva norma quienes desempeñen labores de representación estudiantil o de cooperación y voluntariado, sean víctima de actos de terrorismo o de violencia de género, quienes tengan hijos menores de tres años a su cargo; además de los mayores de 45 años, los deportistas de alto nivel y alto rendimiento, así como aquellos incluidos en los convenios con otras universidades que contemplen estas situaciones para garantizar la movilidad de los estudiantes y, por último, aquellos que tengan dificultades económicas para continuar con los estudios por causas sobrevenidas o imprevistas.

Por medio de esta nueva normativa, los estudiantes que se encuentren en alguno de estos once supuestos podrán matricularse en un número de créditos entre 24 y 48 por curso.

 Facilidades > Además, los estudiantes a tiempo parcial tendrán derecho preferente a elegir turno cuando haya dos o más grupos con horarios diferentes en una determinada asignatura. Tras la entrada en el Espacio Europeo de Educación Superior, se valora la asistencia a clase, pero estos alumnos a tiempo parcial tendrán derecho a disfrutar de un régimen de asistencia a clase de carácter flexible.

Asimismo, la norma aprobada en la sesión del Consello de Goberno de ayer contempla una disposición para estudiantes que se encuentren de baja por maternidad o aquellos que gocen de licencia por maternidad o paternidad. Estos alumnos tendrán derecho a una dispensa académica especial con la finalidad de que no resulten perjudicados en su evaluación.

Además, el Consello aprobó otras cuestiones como la distribución de las ayudas para los programas de actividades estudiantiles, con un total de 28.300 euros para 22 asociaciones. También se concederán hasta 33.250 euros en concepto de ayudas para la realización de ciclos de conferencias.

La Universidad facilita la flexibilidad de las matrículas para casos excepcionales