Los asuntos internos primaron sobre las medidas visibles en los cien primeros días de mandato

El Ideal Gallego-2019-09-22-005-54dad484
|

El Gobierno local cumplirá mañana cien días al frente de la ciudad, un período que sirvió para sentar las bases de lo que quieren que sea este mandato pero que deja cuestiones pendientes.

Por ahora priman los asuntos internos sobre los cambios visibles en el exterior. Así, se pusieron en marcha mecanismos para agilizar las licencias y la contratación, que a medio y largo plazo tendrán efectos sobre el día a día. La recuperación económica es uno de los objetivos y por ello se comenzó por estos asuntos. Otro objetivo era crear un clima de entendimiento tanto en María Pita, ya que necesitará el apoyo de otros grupos en el pleno, como con otras administraciones para sacar adelante proyectos y el más claro es el caso de la intermodal.

Además, el Ayuntamiento resolvió cuestiones urgentes como los campamentos de verano, la acumulación de residuos en Nostián o la financiación de la Renta Social. El primero se hizo de manera inmediata, mientras que el segundo se extendió con el riesgo de ser un problema mayor. El tercero está pendiente de un cambio en las cuentas este mes. 

En el debe del Ayuntamiento, el plan integral de limpieza sobre el resto. En campaña se aseguró que sería una de las primeras medidas, pero aún se desconocen los detalles y la fecha de inicio. Otros asuntos pendientes son la Ciudad de las TIC, el contrato de las bibliotecas y las becas comedor.

Por áreas, Seguridad Ciudadana tiene pendiente resolver los problemas de convivencia nocturna en el Orzán, un asunto por el que hubo un primer intento pero sin resultado satisfactorio. Mientras, Hacienda y Administración no fue capaz de rebajar el período de facturas a proveedores, un asunto que podría provocar problemas para invertir el superávit. Por su parte, Urbanismo y Movilidad dejó ver algunas de las líneas que se seguirán en el mandato, en especial con el anuncio de la creación de un grupo de trabajo conjunto con el Puerto para estudiar la apertura de los muelles de Batería y Calvo Sotelo. Además, el proyecto de la estación intermodal sigue avanzando.

Medio Ambiente tuvo que afrontar el problema de Nostián, instalación para la que sigue pendiente la licitación del nuevo contrato. Sin plan de limpieza integral, los recursos continúan frenando los nuevos contratos de recogida de basura y limpieza viaria.

El área de Bienestar Social empleó los cien primeros días en tratar de resolver problemas que arrastraba del pasado para poder empezar a aplicar sus proyectos y métodos de trabajo, aunque será parte fundamental del plan contra el botellón en las próximas semanas. En Cultura, Deportes, Turismo y Empleo apenas hubo novedades significativas y la última continúa a la espera de que la Ciudad de las TIC tengan un proyecto real, aunque esto depende de la liberación de los terrenos, aspecto que depende del Gobierno central.

Los asuntos internos primaron sobre las medidas visibles en los cien primeros días de mandato