Los hosteleros piden responsabilidad y el uso de mascarilla en las terrazas

el ideal gallego-2020-05-13-016-09dd283d
|

La reapertura de las terrazas en los establecimientos de hostelería coruñeses dejó el lunes imágenes de aglomeraciones que han causado indignación en el propio sector y en la administración. Como consecuencia, el presidente de la Asociación Provincial de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, hace un llamamiento a la responsabilidad de la población para evitar los “excesos” que se produjeron durante la primera jornada de la recién estrenada fase 1 de la desescalada. “Pedimos el uso de mascarillas y que se respete la distancia de seguridad”, sostiene.

Según Cañete, hubo tres factores que influyeron en gran parte a que las terrazas se encontrasen “desbordadas”. “Tan solo abrió un 15% de los locales de la ciudad y se acompañó de un día de sol, además de las ganas de la gente de salir a la calle”, explica. Todo ello reflejó durante toda la jornada un exceso y falta de concienciación, tal y como indica. “Hay que trabajar en mejorar la situación, porque el lunes se vieron grupos de 20 personas en una mesa dándose besos y abrazos y fue muy complicado poner orden”, dice, y añade, “el uso de mascarillas por parte de la gente fue muy escaso”. En el otro extremo, el de los propios hosteleros, el presidente de la asociación reconoce que se va a perseguir el cumplimiento del número de mesas que se pongan a disposición del cliente. “Es importante reactivar la economía, pero bajo unas condiciones de salud adecuadas y razonables”, comenta.

 

El Consistorio lanza un aviso

El Ayuntamiento de A Coruña no se quedó callado ante la polémica. En un comunicado emitido ayer, el Gobierno de Inés Rey solicitó a los coruñeses “no relajarse” con la entrada de la fase 1 y advirtió de que “podríamos dar un paso en falso y volver atrás”. Así, expuso que algunas de las terrazas de la ciudad incumplieron las directrices fijadas, algo que “no responde al espíritu de instrucción pública presentada para garantizar el distanciamiento social y la salud”, recoge el documento.

En relación a este texto, la Asociación que preside Cañete también emitió una respuesta, en la que anuncian que, en una reunión con la alcaldesa el lunes, se les avisó de que “de seguir actuando con irresponsabilidad volverán a cerrar nuestros locales y se incoarán expedientes que podrían alcanzar los 6.000 euros si se detectan irregularidades”.

Los hosteleros piden responsabilidad y el uso de mascarilla en las terrazas