A Coruña suma el doble de ayudas contra la pobreza que otras ciudades

|

Como parte de sus medidas de emergencia, la Consellería de Política Social emitió a principios de julio las “tarxetas básicas”, una tarjeta monedero para subvencionar los gastos en comida, artículos de higiene y farmacéuticos. Ayer, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció que prorrogará por tres meses, hasta septiembre, la vigencia de esta ayuda, de la que se benefician sobre todo los vecinos de A Coruña. En esta ciudad hay 1.078 “tarxetas básicas”, más del doble que en cualquier otra de las grandes ciudades gallegas.

La “tarxeta básica” aporta entre 450 y 900 euros trimestrales, dependiendo del número de personas que conforman la unidad familiar. Según los últimos datos facilitados por Política Social el desglose de la distribución de las “tarxetas básicas” del resto de ciudades lo encabeza Santiago (491), mientras que Ferrol tiene 256, Lugo 436, Ourense 396, Pontevedra 197 y Vigo 470.

Por provincias, en la de A Coruña existen 3.861, más de la mitad de las 7.750 que se reparten por toda la comunidad. Pero hay que tener en cuenta que cuando se firmó el convenio entre Política Social y Cruz Roja Galicia (que es la entidad que facilita la tarjeta), se estimó que esta medida beneficiaría a 30.000 familias.

Feijóo anunció esta nueva medida durante la visita a la sede de Ecos do Sur, en la avenida de Finisterre, en la que estuvo acompañado por la consellería de Política Social, Fabiola García, y donde aprovechó para apelar a la colaboración entre las instituciones públicas y privadas en el actual contexto de pandemia, que se prolonga ya por 270 días.

El trabajo de las ONG

Tras recorrer las instalaciones, el presidente de la Xunta puso en valor el trabajo de la ONG y aprovechó para hacer un repaso de las medidas sociales que su Gobierno ha adoptado para hacer frente a las consecuencias económicas del a crisis sanitaria, como el plan de contingencia por importe de 60 millones aprobado por la Xunta o la orden de ayudas activada la semana pasada para entidades sociales, que supera los 17 millones de euros, un incremento del 12 por ciento respecto de la convocatoria anterior.

Su intervención fue precedida pro la de la presidenta de Ecos do Sur, María Lareo, que dio a conocer el incremento de trabajo que ha supuesto la crisis sanitaria para organizaciones como al suya, que lleva casi 30 años ayudando a inmigrantes: “Durante el estado de alarma se duplicaron los asesoramientos, y tuvimos más altas”. Lareo señaló que dentro del colectivo inmigrante existe mucha gente con empleos precarios, que han perdido sus medios para ganarse la vida. l

A Coruña suma el doble de ayudas contra la pobreza que otras ciudades