La Xunta prohíbe recibir regalos y limita los obsequios institucionales a 90 euros

Alberto Núñez Feijóo comparecerá en rolda de prensa para dar conta dos asuntos tratados na reunión do Consello. Na sala de prensa de Consello. foto xoán crespo 03/04/14
|

El Gobierno gallego ha dado el visto final al primer código ético que afectará desde los miembros del Ejecutivo, altos cargos, personal eventual y de confianza, a quienes les prohíbe recibir regalos y limita la recepción de las consideradas cortesías a un importe de 90 euros.
Tras la reunión semanal del Ejecutivo autonómico, el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dijo en conferencia de prensa, además, que tener abierta una cuenta en un paraíso fiscal será un motivo de cese automático para este personal.
Este código pretende, según Núñez Feijóo, asegurar un comportamiento ético ante “lagunas o zonas de libre interpretación” de las leyes y será transmitido a las organizaciones sindicales de la función pública, ya que la previsión es que también afecte a los empleados públicos, aunque con determinados matices.
Explicó que el los miembros del gobierno, los altos cargos y personal eventual y de confianza, por ejemplo, no podrán recibir remuneración por pronunciar una conferencia, mientras que los empleados públicos, sí.
Además, el personal sanitario podrá participar en congresos científicos pagados por el organizador, señaló.

empleados públicos
La aplicación en caso de los empleados públicos está pensada para “que no haya ningún margen para que se pueda valer de su posición” desde el punto de vista administrativo, agilizar trámites; económico, obtener ventajas de cualquier tipo; o fiscal.
No se trata de una medida aislada, reiteró Núñez Feijóo, que dijo que ya hay diferentes acciones puestas en marcha en estos años que ahora se unificarán en este código.
Entre ellas citó la obligación de los cargos del Gobierno de hacer pública su declaración de bienes patrimoniales y de haber blindado por ley esta cuestión.
El código especifica que todos lo medios a disposición de cada persona son de utilización exclusiva para el ejercicio de su cargo durante el tiempo que lo ocupe y solo en el horario establecido.
En cuanto a las cortesías, en caso de que superen los 90 euros, tendrán que devolverlas y si hay dudas, sobre el valor, se remitirá a los servicios de inspección de la Xunta, que decidirán el destino del artículo, a una ONG o entidad similar.
En cualquier caso, solo se aceptarán cuando sean obsequios oficiales, en actos públicos o de misión institucional.
Además, cinco años después de la campaña electoral que le llevó a la Xunta, Núñez Feijóo ha tenido que volver a dar explicaciones por el vehículo que utilizaba cuando era jefe de la oposición –hasta 2009– puesto a disposición del partido por la empresa Citroen.
Y es que el código ético aprobado ayer establece que es de obligado cumplimiento para las empresas que quieran contratar con la administración, por lo que no pueden hacer regalos ni cortesías superiores a 90 euros.
De este modo, preguntado por la utilización de este vehículo y si esta empresa ya no podría volver a contratar con la Xunta, Feijóo aseguró que él no aceptó “ningún coche”, sino que fue el partido el que aceptó “en las mismas condiciones que otros responsables políticos” la utilización de un vehículo. n

La Xunta prohíbe recibir regalos y limita los obsequios institucionales a 90 euros