Alberto Núñez Feijóo: "Solo la papeleta del PPdeG garantiza que no haya un gobierno nacionalista, populista y socialista”

|

El candidato del Partido Popular de Galicia y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, llega tarde a la entrevista. Ha mantenido un encuentro fuera de agenda con los transportistas de As Pontes, que ven cómo su futuro se desvanece. Cuando habla de ellos, su gesto se vuelve más preocupado. Se trata de condenar a toda una comarca y de desmantelar una parte crucial de la industria gallega. Pero no es el único frente abierto. Por desgracia hay más.

 

Tiene usted muchos conflictos abiertos con el Gobierno de Pedro Sánchez.

El Gobierno de Pedro Sánchez es el que mantiene muchos frentes abiertos con Galicia. En el Gobierno de Pedro Sánchez, no aparecemos en ningún sitio. Es curioso porque tampoco le pedimos grandes cosas.

 

¿Qué le pide a Sánchez?

Le pedimos dos cosas básicamente. Que no nos estropee nuestra industria y nuestras fuentes de energía. Que deje abierta la central térmica de As Pontes, que afecta a 750 familias, Alcoa, otras 5.000 familias, toda la industria conservera, frigorífica y de depuración en la costa, que deje abierta la planta de Ence. Que no nos corten las alas energéticas e industriales de la comunidad.

 

Pero también está el asunto del IVA...

Por eso le pedimos que nos devuelva lo que nos debe, que es una petición bastante razonable. Si nos adeuda 370 millones, que nos los pague.

 

¿Sabe usted ya cuándo llegará el AVE a Galicia?

Lógicamente le pedimos que deje de hacer juegos malabares con el tren de alta velocidad. Tenían que venderse billetes en el año 2009.Primero dijeron que no había retraso, luego que los retrasos se los inventaba Feijóo, a continuación que los retrasos son escasos, ahora que vamos a tener un AVE en el año 2021...

 

¿Cómo se puede solucionar esta situación?

Son cosas bastante sencillas. Déjenos trabajar. No nos encarezca la energía, no nos cierre la producción de energía en Meirama y en As Pontes, déjenos las conserveras donde estaban desde hace décadas, no nos cierre la única pastera, siendo Galicia la comunidad que tiene el 60% de toda la madera que se corta anualmente. Déjenos vivir. Y creo que eso no es un frente abierto.

Un Gobierno con el respaldo de los independentistas me alertó de que Galicia y sus intereses estaban en juego y lo estamos viendo

Pero dicen que es usted más beligerante con Sánchez que con Rajoy...

Yo soy el abogado de Galicia. El presidente de una comunidad tiene que defender su territorio sea cual sea el partido que esté en Madrid. Yo lo he defendido cuando Alcoa tuvo problemas con Rajoy, y Alcoa siguió adelante. He defendido Ence porque creía que mientras no busquemos otro emplazamiento no podemos cerrar la única pastera. Hay 80.000 familias que venden madera a Ence. Y hay centenares de transportistas que están a punto de perder su trabajo en As Pontes y a punto de perder su trabajo en Ence. Y hay dos puertos que van a quedar absolutamente tocados, el de Ferrol, que pierde el 30% de los tráficos, y el de Marín, que pierde más de esa cantidad. Estamos hablando de temas muy serios.

 

Usted llegó a proponerle a su partido que pactará con el PSOE.

Un gobierno bipartito podemita y socialista no existe en Europa. No hay un antecedente como este en ningún país de la UE. Lo hubo en su día en Grecia y con Syriza y duró lo que duró. La posibilidad de un gobierno bipartito podemita y socialista con el respaldo inexcusable de los independentistas, me alertó de que Galicia y sus intereses estaban en juego, ya lo estamos viendo.

 

¿En qué lo vemos?

En el estatuto electrointensivo, por ejemplo, favorece a las empresas catalanas y vascas y perjudica a las que realmente más lo utilizan, las gallegas. En el tren de Alta Velocidad, se está cerrando la Y vasca, y aquí estamos retrasándolo entre un año y dos años. El dinero que nos deben dicen que no se paga, y han estado negociando en Moncloa, en una mesa bilateral con Cataluña, que parece una cumbre internacional, un concierto que lo llaman régimen fiscal especial para Cataluña.

 

¿Se arrepiente entonces de su propuesta?

No. En este contexto, en este panorama, y lo sigo pensando, que con un PSOE homologable al PSOE de Felipe González o de Rubalcaba, lo lógico hubiera sido hacer un pacto de legislatura entre el PP y los socialistas. E insisto en que lo sigo pensando. Cosa distinta es que hayamos comprobado que el radar del señor Sánchez no pasa en ningún caso por el Partido Popular, prefiere a Pablo Iglesias y las formaciones independentistas.

Lo que le interesa a Vox es que el candidato del PP no tenga mayoría absoluta. La coherencia de Vox en Galicia está sin estrenar

¿Cómo ve el papel que juega en esta situación el candidato socialista, Gonzalo Caballero?

Siempre me ha sorprendido que en lugar de ser un candidato a la presidencia de la Xunta sea el corresponsal del Gobierno socialista en Galicia. Para mí son dos cosas incompatibles.

 

Estamos a las puertas de una nueva cita electoral y de nuevo parece que es usted contra todos.

(Risas) Es verdad que esta vez con mayor intensidad, porque el multipartito se compone de siete partidos. Hay una disgregación de los partidos de la oposición que se ha visto además de una forma muy clara durante esta legislatura.

 

¿A qué se refiere?

Se han dividido, se han enfrentado e incluso se ha partido el grupo parlamentario y se han ido al grupo mixto. Esa es la especificación más clara entre una oferta de estabilidad y una oferta de incertidumbre. Entre una oferta de un liderazgo de un partido y una oferta en la que no se conoce el liderazgo y mucho menos el programa electoral conjunto. Y no se conoce porque un programa de siete partidos es imposible que dé un programa electoral conjunto.

 

En sus mensajes, sus rivales se pelean por encabezar la coalición que le eche. Parece que todos dan por hecho que ganará usted

En un sistema electoral donde se priman a las mayorías yo creo que estas elecciones tendrían muy claro su desenlace. Pero en un sistema electoral donde es posible que todos los partidos que pierdan las elecciones puedan unir sus resultados para que puedan sumar un escaño más que el partido ganador permite este tipo de coaliciones perdedoras. Los gallegos saben que si les puedo seguir siendo útil en los próximos cuatro años estamos a su disposición y los gallegos saben que todos aquellos que quieran que gobierne Feijóo tienen una papeleta para ello y también todos aquellos que quieran que no gobierne el nacionalismo, con el populismo y el socialismo también tienen una única papeleta para ello, que es la misma papeleta: la del Partido Popular de Galicia.

 

Hablando de coaliciones, ¿veremos candidatos de Ciudadanos en las listas del PPdeG?

Pues en este momento no se lo puedo decir. Ciudadanos está en un proceso congresual para elegir a su líder a nivel nacional. Además hay distintos concejales y cargos que dicen unos que quieren estar en las listas del PP y otros, que en ningún caso irán en las listas del PP. Esperemos que en los próximos días nos aclaremos sobre qué es lo que realmente quiere Ciudadanos en Galicia.

El sistema permite este tipo de coaliciones perdedoras, que los que pierden unan sus resultados para sumar un escaño más 

La experiencia del PPdeG con Ciudadanos tampoco es que sea muy buena...

Siempre que pudieron darle un apoyo al PSOE o al Bloque lo hicieron. En A Cañiza, en Malpica, en la Diputación de Oursense... A pesar de ello yo creo que es bueno un entendimiento con ciudadanos. Si ciudadanos lo que realmente pretende es que en Galicia haya un Gobierno constitucionalista sabe que la única posibilidad es que el candidato del PP ostente la presidencia de la Xunta. Eso es mucho más importante que un puesto en una lista de una provincia, en un partido que no tiene además ningún diputado ni ninguna encuesta le da posibilidades de obtenerlo. Me gustaría que Ciudadanos facilitase un Gobierno del PP desde el primer instante, desde antes de la presentación de las listas.

 

Por cierto, ¿qué le hizo usted a Santiago Abascal?

(Risas) Yo creo que no le he hecho nada, que yo sepa. Lo que pasa es que no entiende que Galicia es el único modelo posible y que ha tenido éxito en una España con comunidades autónomas con nacionalismos. Me temo que lo que busca no es defender ese modelo que dice de defender de la Constitución Española. Lo que busca es romper el centro derecha. Le da igual poner en riesgo el Gobierno constitucionalista y favorecer a una posible coalición trufada de independentismo, socialismo, populismo, etc.

 

Vox no presenta candidato, pero sí listas.

Esa es la demostración más clara de que no les interesa la presidencia de la Xunta. Lo que les interesa es que el candidato del PP no tenga mayoría absoluta. Eso es lo que se busca. Que el candidato del PP no pueda gobernar con independencia, insisto, de que sus votos sean unos votos sin escaño y, en consecuencia, unos votos que sean útiles a los siete partidos del multipartito. Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que aquellos que quieren que gobierne el multipartito pueden votar a Vox y para aquellos que no quieren que gobierne el multipartito, y hacen una apuesta por la estabilidad y por la constitucionalidad de nuestra comunidad, la única papeleta útil para ellos es la del PPdeG.

 

Pero ahora se muestran abiertos a pactar con usted.

Depende del día. Ayer dijeron que sí, pero antes dijeron que no, y luego que sí, siempre que Feijóo no sea presidente. Lo cierto es que la coherencia de Vox en Galicia está sin estrenar.

 

Después de once años gobernando, ¿todavía le quedan cosas por hacer?

Mi objetivo es volver a empezar. Es verdad que con mucho más conocimiento, mucha más experiencia, sabiendo lo que es gestionar en época de vacas flacas. Con toda esa experiencia y ese conocimiento de lo que es el pueblo al que pretendo servir, yo pretendo volver a empezar, porque creo

que este contexto político en España es un contexto muy perjudi cial para Galicia. Y porque en los años que llevo en política nunca he visto un contexto de mayor riesgo para los intereses de las familias gallegas, para los intereses de nuestra industria y nuestra economía como este.

 

¿Por qué?

El Gobierno, España, va a depender de los intereses de los nacionalistas vascos y de los independentistas catalanes. El Gobierno central está en sus manos y en este contexto creo es necesario un partido y una persona que aporten experiencia y capacidad de gestión. Si los responsables de poner a España en las manos del independentismo catalán y de los nacionalistas vascos están en la Xunta es evidente que los intereses de Galicia quedan sin defensa. Por eso he dado este paso para ponerme otra vez a disposición de los gallegos si los gallegos quieren.

 

¿Qué es de lo que se siente más orgulloso de su gestión?

Me siento orgullo de mantener el autogobierno en pie, que no se cayeran las paredes en los momentos aquellos de las vacas flacas, de la recesión, cuando estábamos al borde de la intervención… Y, además, de aquella frase que hice en el inicio de la legislatura de 2009 de hacer más con menos.

 

¿Y se pudo hacer?

Hoy tenemos mejor sanidad. Como se puede comprobar en los barómetros sanitarios que realiza el ministerio desde Madrid. No hay más que ver el paisaje sanitario. Cogemos un coche y vamos a Vigo, nuevo hospital. Lugo, finalización del hospital, equipamiento y más servicios. Nos vamos a Ferrol y vemos un hospital en obras para ser el doble de lo que es y tenemos en el otro lado el hospital Naval. Proseguimos y nos vamos A Coruña y vamos a empezar este año el nuevo hospital público de A Coruña. Si nos desviamos a la Mariña lucense, pues tenemos un hospital que prácticamente hemos duplicado y que está finalizándose, cuestión de semanas. Si nos vamos a Ourense vemos un edificio de hospitalización completamente nuevo de 50 millones de euros funcionando desde hace unos años y ya estamos con el proyecto constructivo de un nuevo edificio. Y si nos pasamos por el Salnés pues vemos también un hospital duplicado. Y si uno consulta el boletín de las comunidades europeas pues verá la licitación del complejo hospitalario de Pontevedra.  Estamos haciendo obras en Verín, en O Barco y las vamos a hacer en el Barbanza y en Cee. Tendremos en la próxima legislatura un parque hospitalario acabado. Pero acabado para 50 años.

 

¿Y en otros campos?

Si vemos  los datos de servicios sociales, donde había 12.000 plazas de Educación Infantil ahora hay 25.000. Había 14.000 personas que cobraban al mes la ley de dependencia, ahora hay 62.000. Hemos multiplicado por tres las plazas de alzheimer y de centros de día y hemos conseguido por primera vez en España que en los pueblos de menos de 5.000 habitantes sean gratis las casas niño, para bebés de 0 a 3 años y las casas del mayor. Bueno, y todo esto aderezado con dos datos económicos. Galicia es la comunidad autónoma que más ha incrementado su renta per cápita entre el año 2009 y 2019, datos del INE. Y Galicia tiene hoy el mayor producto interior bruto de su historia, 62.000 millones con la mayor facturación de exportaciones de su historia, en los años 16-17-18 y 19. Yo creo, honradamente, en esta aventura de servir a los gallegos con total interés, hasta vaciarse. Yo, desde luego, estoy satisfecho.

 

Y entonces, ¿cómo explica las protestas y movilizaciones por la sanidad pública?

Los gallegos son conscientes de la mejoría. Los datos del ministerio de Sanidad, que pide que se valoren los servicios sanitarios que reciben, los gallegos creen que son mejores que cuando llegamos al gobierno. La valoración de los gallegos que utilizan los servicios sanitarios es mucho mejor que hace unos años. Ahora bien, es evidente que la oposición tiene que hacer sus planteamientos de eso, de oposición.

 

¿Es entonces una mera cuestión política?

Un sábado en Andalucía hubo una manifestación de la Mesa para la Defensa de la Sanidad Pública y al siguiente sábado le tocaba a Galicia. Como un cronómetro. En Sevilla se manifiestan y en Santiago también.

 

¿Es pues, todo perfecto?

En un sistema que no cierra ni un minuto al año, 24 horas, 365 días, lógicamente hay fallos que tenemos que superar y mejorar. Pero el 80% de los gallegos tenemos en nuestra área sanitaria o un centro de salud nuevo o un hospital nuevo o en obras y después de este repaso de hospitales no me lo estoy inventando. En Vigo, donde le dijeron a la gente que era un hospital privado y salieron miles de personas a la calle en contra del teórico hospital privado, ahora saben que en el hospital de Vigo no se cobra y que el hospital de Vigo está en el registro de la propiedad a nombre del Servicio Galego de Saude, que es su único propietario.

 

¿Y le parece justo que tras haber hecho esto ajustándose a los límites presupuestarios ahora se hable de condonar la deuda a otras autonomías que no lo hicieron?

Yo ahí me opuse al Gobierno del PP de la época, que valoró esta hipótesis. Y por supuesto, si me opuse a un gobierno del PP es lógico que me siga oponiendo con un gobierno de Podemos y el PSOE. Si condonan la deuda a Cataluña, 70.000 millones de euros, nosotros que tenemos 11.000 nos sale a devolver. Nos tendrían que condonar el cien por cien de la deuda y pasarnos dinero.

 

¿Más conflictos con Madrid?

Reitero, yo soy el abogado de Galicia y los gallegos me dirán si quieren que siga defendiéndolos y representándolos o si prefieren un grupo de abogados de siete orígenes y tendencias distintas. Somos la comunidad que menos ha incrementado la deuda pública y sin embargo somos una de las tres comunidades que más dinero ha invertido, con su propio presupuesto.

 

¿Cambiaría algo de lo hecho si pudiera?

¡Qué difícil! Pues seguro que hemos cometido errores. Seguro que nos hemos explicado en muchas cosas regular. He intentado ser honesto, ser coherente y deberme a los gallegos y le aseguro que estas tres cosas las he intentado. Yo creo que los gallegos saben que yo me debo a ellos, que las oportunidades que he tenido para cambiar de obligaciones no las he elegido. He tenido compañeros en el Parlamento Gallego que me decían que mi objetivo era utilizar como plataforma dentro del partido y ellos están ahora en el Gobierno o en el Congreso y yo estoy aquí, presentándome por cuarta vez. He cometido errores, he explicado las cosas seguro que regular en muchas ocasiones pero de mi compromiso con Galicia no me arrepiento. De haberlo mantenido con tanta intensidad que, en mi opinión es toda la que he podido dar.

Alberto Núñez Feijóo: "Solo la papeleta del PPdeG garantiza que no haya un gobierno nacionalista, populista y socialista”