Los acampados del Obelisco continúan su protesta, ajenos a los resultados electorales

|

El Ideal Gallego-2011-05-24-007-1e18a565

  nagore menayo >a coruña

  Los indignados han decidido prolongar “al menos varios días más” su acampada en el Obelisco coruñés. De hecho, el acuartelamiento no deja de crecer y desde el movimiento Democracia Real Ya se sigue invitando a los ciudadanos a que se unan a la movilización, que sigue más allá de las elecciones en varias ciudades españolas.
“Hay que mantenerse”, apuntaba ayer uno de los integrantes, Raúl Mella, e instaba a la ciudadanía a participar “para que el mensaje no se apague”. Cientos de personas volvieron a darse cita duante la asamblea de ayer, en la que se habló de la nueva organización del trabajo que se está llevando a cabo en la concentración.
En este sentido, el campamento cuenta con varias comisiones que velan por la organiación del movimiento. Están configuradas la comisión de seguridad, la de información, la de coordinación, la de asamblea, y hasta la comisión legal, que cuida de que los manifestantes no lleven a cabo ningún acto que pueda considerarse ilegal. Además, Acampada Coruña está en contacto con distintas asociaciones y colectivos de la ciudad para estudiar una posible ampliacion las actividades a desarollar a otros puntos.

Un cambio social > El objetivo de la protesta es el de lograr “un cambio social”. “Propugnamos que la gente reflexione ante el sistema obsoleto y buscamos sanear el modelo democrático”, afirma Mella.
Añade que lucharán por que se produzca un cambio significativo en la forma de gobernar en el país y para ello ve necesario que se reforme la ley electoral. En este sentido, los coruñeses, al igual que el resto de integrantes del movimiento, piden que se cumplan los 22 puntos recogidos en el manifiesto Toma la calle, respaldado por las acampadas repartidas por el resto del país.
En este sentido, y como el objetivo de su acampada no se ha visto satisfecho tras las la celebración de las elecciones, seguirán manifestándose. “Tenemos que llegar a acuerdo de mínimos entre todos y decidir bajo qué preceptos nos levantamos”, señalaba otro de los participantes, Pablo Novoa.
Esperan resistir en el Obelisco, hasta alcanzar el acuerdo, gracias a los apoyos que están recibiendo de los simpatiazantes. En los últimos días les han llevado sillas, mesas y carpas, pero ayer los integrantes de la acampada coruñesa sufrían más que nada la falta de comida. “Estamos casi sin pan”, twitteaban.


 

Los acampados del Obelisco continúan su protesta, ajenos a los resultados electorales