Sousa usó testaferros para controlar más de 30 firmas opacas en Pescanova

manuel fernández de sousa faro archivo ec
|

El presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa Faro, estableció una red de empresas opacas en todo el mundo que no consolidaban en la matriz, y que ocultaban así la deuda de la compañía gallega valiéndose de una red de testaferros y sociedades pantalla. Según publicó eleconomista.es, algunas de estas firmas ni siquiera colgaban de la matriz, sino de algunas de las filiales, sobre todo de la namibia Novanam.
Pescanova tenía de forma indirecta una participación minoritaria en estas firmas –de momento se han detectado unas treinta– y eso facilitaba que no tuvieran que consolidar el cien por cien de la deuda.
“Lo que se ha descubierto es que el resto de la participación estaba también en manos del equipo directivo a través de lo que en inglés se conoce como trustees, una figura permitida en el mundo anglosajón pero que no está aceptada por la legislación española”, aseguran las fuentes consultadas por el citado diario.
En total, Novanam pudo ocultar así con sociedades repartidas por toda África una deuda de más de 400 millones de euros y pérdidas muy significativas, aún por cuantificar.
Aunque la investigación policial no ha hecho nada más que empezar, la Udef, la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía, va a poner una especial atención en estas sociedades. Sobre todo porque se sospecha que, aunque operaban en el extranjero, tenían cuentas corrientes en España que estaban controladas directamente por De Sousa Faro y sus directivos de máxima confianza.
A pesar de todo ello, Deloitte, el administrador concursal de la compañía pesquera, considera que ni De Sousa ni su equipo utilizaron esta estructura para llevarse el dinero de la caja de la empresa.
El objetivo era otro. Se firmaban presuntamente contratos falsos de embarque entre sociedades y con ello se obtenía financiación. Luego para no tener que admitir toda la deuda se ocultaba con esta red de sociedades. En la compañía no creen que se vaya a encontrar dinero en paraísos fiscales, tal y como se llegó a creer en un principio, aunque para eso será necesario que la Udef llevé a cabo antes la investigación, que, entre otras cosas, se va a centrar en la evolución del patrimonio tanto de De Sousa como de su entorno familiar.

Sousa usó testaferros para controlar más de 30 firmas opacas en Pescanova