Puigdemont convoca la Cumbre del Referéndum para el 23 de diciembre

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont ep
|

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha convocado para el viernes 23 de diciembre la Cumbre del Referéndum para abordar la celebración de esta votación, que el Govern prevé celebrar en septiembre del año que viene.
En la reunión se ha invitado a participar a los integrantes del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, explicaron fuentes del Govern, que reúne representantes del Ejecutivo catalán, partidos políticos, sindicatos y organizaciones de la sociedad civil y económica.
El Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, el referente más cercano a la Cumbre que Puigdemont ha convocado, surgió de un compromiso del entonces presidente catalán Artur Mas con el objetivo de involucrar en la defensa de la autodeterminación a la sociedad civil y no únicamente a la clase política.
La Asociació de Municipis per la Independència (AMI) ha enviado más de 400 cartas a ayuntamientos de todo el mundo explicándoles una breve historia de Cataluña y el proceso independentista catalán.
Se trata de una misiva firmada por la presidenta de la AMI, Neus Lloveras, en la que narra dónde se encuentra Cataluña, destaca su cultura y asegura que el Estado “niega el derecho a la autodeterminación” pese a existir una mayoría independentista en el Parlament. La carta se acompaña de un díptico genérico enviado a 194 capitales y a las mayores 100 ciudades del mundo o de un texto personalizado para las 406 ciudades hermanas de municipios catalanes.
Se trata de 249 ciudades y pueblos europeos, 76 americanos, 22 de África y seis de Asia que mantienen relaciones con municipios de Catalunya. La campaña pretende “fomentar el contacto de municipio a municipio para evitar la transmisión de información a través de los estados, que muchas veces queda bloqueada”, explicó Lloveras.
Por otra parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, indicó ayer que no ve “elementos de ilegalidad” en el hecho de que cargos públicos o electos acudan a trabajar en días festivos, como hicieron el pasado día 6 alcaldes y concejales de cerca de 300 ayuntamientos de Cataluña, pese a ser jornada festiva por conmemorarse el aniversario de la Constitución.
“No me parece que tenga trascendencia (en términos penales), otra cosa hubiera sido que se hubiese obligado a empleados a no disfrutar de sus días libres o días festivos”, declaró Catalá.
El ministro consideró que es habitual que los cargos públicos trabajen en días festivos, como le ocurrió a él ayer, presente en una reunión de ministros europeos en Bruselas, y bromeó con que puede no ser “muy bueno en términos de conciliación”.
Catalá apuntó que el delegado del Gobierno “está recopilando información” sobre lo ocurrido el pasado martes en Cataluña, donde alcaldes y concejales de al menos 300 ayuntamientos adheridos a la Associació de Municipis per la Independència (AMI) anunciaron que acudirían a sus puestos.

Puigdemont convoca la Cumbre del Referéndum para el 23 de diciembre