El Puerto alcanza su máximo histórico en tráfico de mercancías al mover más de 15 millones de toneladas

En Punta Langosteira ya han coincidido en numerosas ocasiones varios buques
|

La Autoridad Portuaria mantiene de actualidad sus mensajes positivos acerca de la evolución de las actividades del Puerto durante 2017. Desde la institución aseguran que el año pasado se cerró con un récord histórico a nivel de tráfico de mercancías, pues se pulverizaron todas las cifras existentes al lograr mover más de 15 millones de toneladas. El ascenso de las operaciones de graneles sólidos y la consolidación de las líneas de atraque de Punta Langosteira fueron claves para que se mejorasen en un 9% las estadísticas de 2016.
Las operaciones de carga y descarga realizadas en las distintas instalaciones portuarias de A Coruña durante 2017 se resumen en un dato: implicaron el movimiento de 15,19 millones de toneladas de los más variados productos. El número permitió batir un nuevo récord en el recorrido de la Autoridad Portuaria y, además, a juicio de sus responsables, reforzó la posición de la infraestructura coruñesa como la primera de Galicia “en volumen de tráficos”. Son conscientes de que gran parte de la subida se le debe al papel de la dársena exterior, que ya cuenta con un tráfico regular. Tanto es así que casi el 45% de los graneles sólidos que se manejan en A Coruña lo hacen en el Puerto Exterior. Los tráficos alcanzaron los 2,33 millones de toneladas, una cifra también inédita desde el estreno del complejo.
En paralelo a la evolución positiva de Langosteira ha ido la de los sólidos, que se incrementaron en un 16% en relación a 2016, dado que se superaron los cinco millones de toneladas. Los cargamentos de productos agroalimentarios y energéticos fueron los más habituales. Por ejemplo, llegó a la zona de trabajo un millón de toneladas de maíz (el ascenso fue del 35%) y el carbón subió un 45% hasta situarse en algo más de 1,2 millones de toneladas. También siguen la tendencia en positivo el cemento a granel, las harinas, los abonos y la cebada.
“El Puerto Exterior ya funciona como puerto hub de cereales y otras materias primas de alimentación animal, tanto por su ubicación estratégica como por las ventajas que ofrece para la gestión de grandes volúmenes de mercancía y la superficie de almacenamiento, que ya supera a la del puerto interior”, resaltaron fuentes de la administración. No en vano las tres principales estibadoras que trabajaban en el municipio, Terminales Marítimos de Galicia (TMGA), Galigrain y Pérez Torres Marítima, apostaron por tener sus propias naves allí y han ido solicitando sucesivas ampliaciones del suelo que tienen en régimen de concesión.
A pesar de ese ascenso, los líquidos tampoco dejaron de avanzar en el pasado ejercicio. Estos, entre los que se encuentran el petróleo y sus derivados, pasaron de los 8,7 millones de toneladas manipulados, es decir, un 7,6% más. El crudo fue el que presentó unos mejores resultados pero los productos refinados como el fueloil y el gasoil mantuvieron el tipo en esa carrera de futuro.

Traslados y esperanzas
Desde el punto de vista de la Autoridad Portuaria “los líquidos tendrán un papel fundamental en el crecimiento del Puerto, una vez que se concrete el traslado de Repsol y la implantación de la nueva terminal de Oil Deposit Corunna” en Langosteira en 2018 y 2019, respectivamente.
“Solo presenta descensos la mercancía general, con un 9,7%, motivado por las variaciones en los flujos de la demanda de productos siderúrgicos y materiales de construcción”, explicaron. l

El Puerto alcanza su máximo histórico en tráfico de mercancías al mover más de 15 millones de toneladas