Punta Langosteira ultima la fabricación de materiales para el puerto exterior de Aberdeen

El presidente y la directora general del Puerto de Aberdeen, con representantes de Dragados Europa y de la Autoridad Portuaria
|

El Puerto Exterior recibió ayer la visita de una delegación del Puerto de Aberdeen, en Escocia, encabezada por su presidente y su directora general, para conocer las instalaciones de Punta Langosteira, elegida por sus condiciones técnicas y sus infraestructuras como puerto base para la fabricación de materiales destinados al nuevo puerto exterior de Aberdeen. La cita reunió también a representantes del equipo directivo y técnico de la Autoridad Portuaria de A Coruña y de Dragados Europa.
El Puerto de Aberdeen, uno de los más importantes del Reino Unido –situado en la tercera ciudad más poblada de Escocia–construirá sus nuevas instalaciones, que incluirán un dique de abrigo y 1.400 metros lineales de muelles, con el objetivo de incrementar su capacidad logística y comercial. Eligió el pasado verano Punta Langosteira como base para afrontar la fabricación de las grandes piezas de hormigón, dada la capacidad de las instalaciones coruñesas para albergar obras de esta complejidad, muy similares a las desarrolladas para la construcción del propio Puerto Exterior coruñés. En concreto, son 22 cajones flotantes de hormigón armado, de cuya fabricación se está encargando Dragados, empresa constructora del puerto escocés, especializada en obra marítima, que también participó en el proceso de ejecución del Puerto Exterior de A Coruña.
Los representantes del Puerto de Aberdeen y de Dragados mostraron su satisfacción por la buena marcha del proceso de fabricación de las piezas, que en las próximas semanas comenzarán a ser embarcadas en plataformas flotantes específicas para poner rumbo a Escocia.
Para la ejecución de esta obra han sido necesarias en torno a 90.000 toneladas de áridos y cemento gallego, afrontándose en el recinto del Puerto Exterior todo el proceso, desde el encofrado hasta el armado y el hormigonado de los cajones, de unos 50 metros y reforzados con acero. La empresa constructora asumirá el traslado de las estructuras a su destino, una travesía de 2.000 kilómetros.
Las condiciones de Punta Langosteira, así como el saber hacer técnico de su personal a la hora de afrontar obras de ingeniería portuaria de gran envergadura han sido determinantes en un trabajo que ha propiciado la participación de 120 personas, de diversas disciplinas técnicas. l

Punta Langosteira ultima la fabricación de materiales para el puerto exterior de Aberdeen