El juez de la Federación da esperanza al deportivismo

El presidente del Deportivo, Fernando Vidal, y el asesor jurídico, Óscar Rama | quintana
|

Queda camino por andar, pero, desde ayer, parece más despejado. El instructor del expediente de la Federación Española de Fútbol ha dado la razón al Deportivo y ha accedido a lo que pedía el club herculino: el descenso administrativo del Fuenlabrada. Ahora, la pelota pasa al tejado de los distintos  comités, el de Competición, que en el pasado tumbó la propuesta del juez de darle por perdido el partido al equipo madrileño (antes de que el choque se disputara) y el de Apelación, al que, bien el Deportivo, bien el Fuenlabrada, o incluso ambos, pueden acabar recurriendo el fallo que emita Competición. 

La balanza se fue inclinando hacia el lado del Deportivo en esta lucha en los despachos por defender el principio de igualdad de la competición, que fue vulnerado en la última jornada de LaLiga SmartBank. El juez de la Federación Española ha incidido en el ocultamiento de los positivos por COVID-19 por parte del conjunto madrileño y lo que eso supuso. Cuando trascendió, era demasiado tarde y se tomó una decisión apresurada que podría haber sido diferente si se hubiera afrontado con más perspectiva: la suspensión del partido del Deportivo y no del resto de una jornada que tenía que haberse disputado en horario unificado y en la que el equipo coruñés no pudo defender en igualdad de condiciones su plaza de Segunda División. Sin jugar, vio cómo el Albacete y el Lugo ganaban sus partidos y se quedaba sin opciones de continuar en Segunda División. 

Fue el gran perjudicado, como sostiene el instructor. Pero la decisión que tomaron LaLiga, la Federación y el CSD el 20 de julio habría sido igual de polémica si se hubieran dado otros resultados y al Deportivo y el Fuenlabrada les hubiera servido, por ejemplo, un empate para conseguir sus respectivos objetivos. En ese caso, los que ahora guardan silencio o se posicionan a favor de Javier Tebas, estarían planteando esta batalla en las distintas instancias deportivas.

Aunque el instructor pide el descenso administrativo del Deportivo, no hay nada firme. Es una victoria parcial, pero quedan más capítulos.

¿Y ahora?
El club expedientado y el resto de interesados disponen de un plazo de diez días hábiles para formular las acusaciones que consideren oportunas. Y después le tocará decidir a los Comités.

Tebas y el futuro
Aun en el caso de que estos le dieran la razón y el Fuenlabrada fuera efectivamente descendido, quedaría por resolver qué equipo suple al madrileño si no se determina la ampliación de los equipos que participan en Segunda División como pedían la propia Federación, el Deportivo y el Numancia (de 22 a 24). El presidente de La Liga, Javier Tebas, fue el que rechazó esa posibilidad. En su respuesta a la Federación Española de Fútbol, Javier Tebas abonó el viernes el terreno para que le corresponda la decisión final sobre el futuro de la competición en el caso de que se determine finalmente el descenso administrativo del Fuenlabrada. Sin embargo, otras fuentes consideran que la última palabra no es la suya. Paralelamente, queda por ver qué pasa con la solicitud que elevaron el Deportivo y el Numancia al Consejo Superior de Deportes para que este inhabilite al presidente de LaLiga.

En su misiva al secretario de la Federación, Tebas dejó entrever que incluso podría dejar la Segunda División con 21 equipos (sin sustituto para el Fuenlabrada). 

En el caso de reemplazarle, tendría dos opciones: el Deportivo (como primero de los que finalizaron en puestos de descenso) o el Barcelona B (como mejor equipo de Segunda División B tras los cuatro que ascienden).  “En caso de descenso adicional de algún club o de existir plazas vacantes por cualquier otro motivo en la categoría, LaLiga debe optar por incorporar un quinto ascendido, suprimir un descenso o no cubrir la plaza, no existiendo una aplicación automática de ninguna consecuencia”, advirtió Tebas. Consideró, además, que este no es el caso de “una eventualidad deportiva acaecida durante la competición” ya que, en su opinión, está “ya concluida en lo que respecta” a Deportivo, Numancia y Fuenlabrada. En ese caso, no podría entrar la Comisión de Coordinación. Está por ver.

El juez de la Federación da esperanza al deportivismo