El peaje de la AG-55 monopoliza el pleno y provoca el abandono de la oposición

Los grupos de la oposición dejaron libres sus asientos poco después de comenzar el pleno pedro puig
|

Lo que se preveía como un pleno tranquilo sobre asuntos corrientes del Ayuntamiento acabó convirtiéndose en un cruce de reproches entre el alcalde, Carlos Calvelo y la oposición, que acabó por abandonar el pleno.
El tema de la discordia, por supuesto, la supresión del peaje en la AG-55, asunto que anteayer ya generó polémica en la Diputación y que continuará mañana con la marcha popular de coches convocada por el Ayuntamiento hasta el Puerto Exterior. El PP presentó una moción para “no mezclar” su petición con la que propone la Diputación –y la oposición arteixana–, que defiende la gratuidad de la AG-55 en su totalidad y no solo en el tramo
A Coruña-Arteixo.

cruce de críticas
La sesión trató en su inicio un punto sobre una modificación en el capítulo de inversiones en los presupuestos, que derivó, según explican los portavoces de la oposición, “nun speech do alcalde onde se dedicou a insultar aos grupos da oposición e aos representantes locais na Deputación”.
Los miembros del BNG, Silvia Seixas y Xurxo Couto, lamentaron la “demagoxia” de Calvelo al convertir un pleno cotidiano en un discurso sobre la Diputación, por lo que se levantaron, a lo que el alcalde contestó con un comentario sobre los resultados electorales del BNG. Esto provocó el abandono de la sala de toda la oposición.
Hace unos meses, la corporación aprobaba de forma unánime una declaración institucional en contra de este peaje, pero tras el pleno del miércoles en la Diputación, en el que PSOE y BNG –con el apoyo de Alternativa dos Veciños, Marea Atlántica y Compostela Aberta– aprobaron pedir la supresión del pago en la totalidad de la carretera, Calvelo creyó conveniente presentar una nueva moción que “no mezclase las peticiones”.
El regidor considera que la única propuesta real y factible es la suya, ya que Fomento quiere destinar 40 millones a un nuevo enlace entre la autovía del Puerto Exterior y la A-6, dinero que podría servir para quitar el peaje en Pastoriza, igual que sucedió hace una década en A Barcala. “Que la AG-55 sea libre de pago cuesta 125 millones y eso no es factible por ahora”, dijo.

El peaje de la AG-55 monopoliza el pleno y provoca el abandono de la oposición