Victoria del Celta, que abre hueco con el tercero

Hugo Mallo abraza a Mario Bermejo, autor de dos goles frente al Almería .a.d.
|

  El Celta de Vigo dio un paso de gigante para regresar a Primera tras remontar ante el Almería, un rival directo que se queda a cuatro puntos de los celestes, la misma desventaja que tiene el Valladolid, tercer clasificado y próximo rival de los de Paco Herrera.

El tempranero gol del argentino Leo Ulloa, a los nueve minutos del inicio, enmudeció a los aficionados vigueses.

Al conjunto de Lucas Alcaraz le duró un minuto su alegría. Los celestes parecen tocados por una varita mágica: un disparo de Fabián Orellana acabó en el fondo de la red después de tocar primero en un defensa y rebotar en los pies de Quique de Lucas.

El tanto celeste no lo acusó el Almería. En el minuto 28, el defensa Juanma Ortiz volvió a adelantar a su equipo.

En el arranque del segundo tiempo, consciente de la importancia de los puntos, el Celta imprimió una marcha más a su juego. Y en cinco minutos logró darle la vuelta al marcador.

Mario Bermejo empató con un gran cabezazo; Joan Tomás, que acababa de entrar por David Rodríguez, demostró su condición de revulsivo con un nuevo tanto.

Lucas Alcaraz movió su banquillo, pero un nuevo gol de Mario Bermejo mató a los visitantes pese a que Alex Vidal mantuvo la incertidumbre hasta el final tras finalizar una jugada que había iniciado Ulloa. El Celta se consolida en la zona alta de la tabla.

Victoria del Celta, que abre hueco con el tercero