Riobóo se aferra a su cargo y acusa a la cúpula de promover todas las dimisiones

|

El secretario xeral de Podemos Galicia, Breogán Riobóo, ratificó su decisión de seguir al frente de la organización después de que la dirección estatal de la formación morada haya disuelto al Consello Cidadán por las últimas dimisiones que se registraron. En este sentido, sugirió que esta situación se articuló desde la cúpula de Madrid.
Después de la decena de dimisiones del consello que trascendieron este martes, entre ellos, las de los diputados en el Congreso de En Marea –Antón Gómez-Reino y Ángela Rodríguez– y el senador José García Buitrón; Riobóo rechazó que él tenga que presentarse a unas primarias para elegir nuevo líder en la comunidad gallega.
“Yo ya fui escogido”, dijo, en referencia a que fue escogido en febrero del año. Así, apuntó que lo que habrá que escoger es un nuevo Consello Cidadán (que se quedó sin quórum necesario para seguir funcionando) y un nuevo comité de garantías, pero no al secretario general.
Este martes, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, fijó dos meses como “plazo máximo” para que tenga lugar la asamblea y las primarias en las que se designen los nuevos órganos de dirección. Paralelamente, quedó pendiente la creación del equipo coordinador técnico para encargarse de la gestión en Galicia hasta la nueva asamblea.
Sin embargo, ayer, Breogán Riobóo insistió en que la secretaría general es “un órgano diferenciado” de los que fueron disueltos por parte de la dirección de Madrid y manifestó, asimismo, que “no se entiende la necesidad de un equipo técnico” para coordinar la formación morada, ya que, esgrimmió él sigue en el cargo.
Riobóo, que explicó que es “falso” que se produjesen dimisiones en el consejo de coordinación –el equivalente a una ejecutiva– (lo que hubo fueron destituciones a su cargo), manifestó que espera, en todo caso, que la dirección del partido le trasladen “las propuestas” para conformar este equipo técnico.
En todo caso, se mostró crítico con la actuación desde Madrid y, en concreto, calificó de “curioso” que este órgano estatal –según dijo– “supiera” el 8 de febrero que los diputados de En Marea y su senador iban a dimitir al día siguiente, en referencia a este martes día 9. Además, precisó que a él no se le comunicó esta decisión hasta el propio día 9.
“Es una cuestión de realidad”, expresó al ser preguntado por si ante estas dimisiones ve una maniobra desde Madrid para renovar los órganos de la formación en Galicia, ante las discrepancias internas sobre su gestión y la forma en que debe concurrir la organización en las próximas elecciones autonómicas.
Preguntado acerca de si ha hablado de estas cuestiones con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, dijo que su última conversación fue “hace un par de semanas”, antes de la reunión que mantuvo con el secretario de Organización, Sergio Pascual.

Riobóo se aferra a su cargo y acusa a la cúpula de promover todas las dimisiones