La viuda de un fallecido en el “Santa Ana” denuncia al armador del buque

GRAF2390. MUROS (A CORUÑA), 20/11/2017.- La viuda de uno de los ocho tripulantes del pesquero "Santa Ana", Ramona Rodríguez Rodríguez, hundido en marzo de 2014 frente a la costa asturiana, posa con su abogado tras presentar una denunc
|

La viuda de uno de los marineros fallecidos en el hundimiento del “Santa Ana” en marzo de 2014 en las costas asturianas ha pedido “ayuda” a las autoridades políticas y judiciales para que se investigue la “falta de cualificación” de la tripulación.
En concreto, ocho de los nueve marineros del pesquero perdieron la vida el 10 de marzo de 2014, cuando el “Santa Ana”, de bandera portuguesa y con armador de Muros, se hundió tras impactar con unas rocas en las inmediaciones de la isla de Erbosa, en el Cabo de Peñas, situado en el municipio asturiano de Gozón.

Ayer, Ramona Rodríguez presentó en los juzgados de Muros una querella contra el armador des pesquero, José Balayo, al que acusa de haber falsificado los documentos de enrole. Así, busca demostrar que la falta de cualificación de la tripulación y de la persona que estaba en el puente de mando en el momento del accidente pudo ser la causa del siniestro. Todo ello para que se abra el caso, que fue archivado por la justicia en Avilés por falta de pruebas. “Pido ayuda a los jueces marítimos, a las autoridades, a la conselleira de Pesca y a todos los altos cargos para que ayuden a que se investigue este caso, ocho vidas no merecen permanecer archivadas”, manifestó Ramona Rodríguez, que también pide a todas las personas que “puedan saber algo” que aclare el accidente que “acudan a la justicia”.
De este modo, la viuda del cocinero del “Santa Ana” sostiene que el armador realizó las aportaciones a los organismos competentes de las listas de tripulaciones de embarque “a sabiendas de su falsedad”, ya que “la titulación de la tripulación era deficiente”.

En la denuncia, asegura que “existía una cadena de mandado de hecho en el buque, distinta a la comunicada a los organismos públicos, lo que pudo tener una consecuencia directa con el trágico accidente”. Con ello, pretende que se demuestre que las titulaciones de la tripulación y diversas comunicaciones desde el barco a las capitanías de los puertos de Pasajes, Ondárroa y Avilés eran “falsos” y fueron “confeccionados dolosamente”. Así, Rodríguez acusa al armador del “Santa Ana” de un delito continuado de falsedad en documento público y oficial.
En la tragedia perdieron la vida cuatro españoles, tres de ellos gallegos, además de dos portugueses y dos indonesios, y tan solo se salvó el segundo patrón del barco, Manuel Simal Sande, de Muros.

La viuda de un fallecido en el “Santa Ana” denuncia al armador del buque