Acusan a Fayçal Cheffou, “el hombre del sombrero”, de participar en los ataques de Bruselas

This CCTV image from the Brussels Airport surveillance cameras made available by Belgian Police, shows what officials believe may be suspects in the Brussels airport attack on March 22, 2016. The Belgian state prosecutor said in a press conference on Tues
|

La Fiscalía belga acusó formalmente de terrorismo a Fayçal Cheffou –conocido como “el hombre del sombrero”– por su participación en los atentados de Bruselas del pasado martes, que costaron la vida a 31 personas y causaron heridas a más de 300.
Cheffou, detenido el pasado jueves en la macrooperación desarollada en diferentes puntos de Bruselas, responderá ante un tribunal de los delitos de asesinato por terrorismo, intento de asesinato por terrorismo y participación en banda terrorista.
La Fiscalía belga también confirmó la identidad del individuo arrestado el viernes por la noche  en la localidad francesa de Argenteuil, llamado Rama Kriket.
Como consecuencia de esta operación, el juez de instrucción dictó una orden de detención contra Rabah N. (llamado incorrectamente en la rueda de prensa del viernes como Salah A.), acusado de “líder de actividades de grupo terrorista”.
Finalmente, el hombre herido el viernes por las fuerzas de seguridad en una estación de Bruselas fue identificado como Abderamane A. y sigue bajo privación de libertad, que fue prolongada por las autoridades durante otras 24 horas.
La Policía belga está convencida de que Cheffou es el “hombre del sombrero” que apareció en las cámaras de seguridad del aeropuerto de Bruselas acompañado de los dos terroristas suicidas que hicieron estallar su carga en una terminal de la instalación. Cheffou fue detenido dentro de un vehículo aparcado frente a la sede de la Fiscalia belga, en el centro de Bruselas, y fue identificado por el conductor del taxi al que se subió el martes por la mañana, el día de los atentados.
Por otro lado, uno de los kamikazes de los ataques Ibrahim Bakraoui, estaba en una lista de vigilancia de antiterrorismo de Estados Unidos antes incluso de los ataques del 13 de noviembre en París, en los que murieron 130 personas, y su hermano, Jalid, fue incluido poco después, según fuentes cercanas al asunto.
Ambos hermanos eran conocidos para las autoridades de Estados Unidos antes de la detención de Salah Abdeslam, el día 18, un francés al que la Fiscalía atribuye la autoría intelectual de los atentados de la capital francesa. Los fiscales belgas identificaron a Bakraoui como uno de los dos kamikazes que atentaron contra el aeropuerto de Zaventem el martes, y a su hermano Jalid como el que perpetró el ataque contra el Metro en a estación de Maelbeek, muy cerca de la sede de la Unión Europea.  
Las fuerzas de seguridad belgas dieron por concluidas sus investigaciones del atentado en el aeropuerto de Zaventem, pero las autoridades de las instalaciones anunciaron que todavía no admitirán vuelos ni hoy ni mañana dado que están preparando la incorporación de las nuevas medidas de seguridad dictadas por el Gobierno belga. “El aeropuerto de Bruselas está estudiando, en estos momentos, una solución temporal para reanudar parcialmente los vuelos de pasajeros teniendo en cuenta las nuevas medidas que ha decidido el Gobierno federal. No se espera que los vuelos se reanuden antes del martes”, indicaron las autoridades aeroportuarias.
Hoy, “más de cuatro días después de los ataques, las pesquisas de la investigación judicial en la terminal han concluido”, según el aeropuerto, que el pasado viernes recibió por fin el permiso para que su equipo de ingenieros pudiera finalmente evaluar los daños causados por los atentados. El equipo examinará la estabilidad del edificio y comprobará el funcionamiento de los sistemas informáticos. Además, evaluará el daño material y determinará el proceso de remodelación de la terminal. Las autoridades advirtieron de que mantendrán, de momento, el perímetro de seguridad alrededor de la zona de la explosión, que permanecerá completamente cerrada al paso del personal no autorizado.

Acusan a Fayçal Cheffou, “el hombre del sombrero”, de participar en los ataques de Bruselas