El Fabril sale vivo de Tabira

06 abril 2015 Fútbol Tercera División Fabril vs Boiro 4-2
|

ÁREA 11
DURANGO

Tercera derrota consecutiva a domicilio del filial deportivista, esta vez en la ida de la primera eliminatoria de ascenso a la división de bronce. En Durango, los hombres de Manu Mosquera fueron de menos a más y eso que en la última media hora se quedaron con diez tras la expulsión de Adrián. El guardameta David había parado un penalti cerca del descanso y al poco de arrancar la segunda mitad Remeseiro había marcado un gol que puede tener una transcendencia capital.
Solo Jorge, Rober, Iago y Remeseiro repitieron en el once al respecto del último partido liguero. Los primeros minutos resultaron igualados con unos planteamientos tácticos más o menos similares. Ambas escuadras buscaron llegar al área rival de la forma más rápida con envíos en largo, pero las defensas imponían su ley. La primera clara oportunidad del encuentro fue a balón parado, uno de los puntos fuertes del equipo vizcaíno. El central Etxeberria, libre de marca, cabeceó desde el área pequeña, pero su remate centrado favoreció la labor al meta visitante. Fue el aviso de lo que acontecería seis minutos después.
El Durango sacó su segundo córner, y el balón tras una salida tibtubeante de David acabó en el segundo palo en la cabeza de Abasolo que tras librarse de su marca solo tuvo que empujar (1-0) al fondo de las mallas.
El Fabril pareció acusar el golpe pero lejos de venirse abajo tocó algo más el balón en los siguientes minutos. Queijeiro entraba en acción y comenzaba a distribuir el juego, volcándolo a la izquierda con Jorge y Cardoso. Una falta sobre el último trajo el primer remate de los de Manu Mosquera pero Queijerio desaprovechó el lanzamiento con un disparo demasiado fácil para el meta. Igual resolución tuvo Dani Iglesias minutos más tarde.
Eran acciones ciertamente aisladas porque no había un agobio como tal del filial deportivista. Los vascos esperaban agazapados atrás a la espera de encontrar espacios a la contra, pero el Fabril no le daba esa posibilidad. Los visitantes raseaban algo más el balón con el paso de los minutos pero mostraban cierta bisoñez una vez merodeaban el área del oponente y tampoco a balón a parado sorprendían en los cinco saques de esquina que dispusieron en la primera mitad.
A cuatro minutos para el descanso se produjo una jugada que puede resultar determinante en esta eliminatoria. Rober alzó el pie a la altura de la cabeza de Ekaitz cuando se disponía a rematar y el arbitro no dudó en señalar el máximo castigo. Apareció la figura del guardameta David, éste salvó con los pies el penalti lanzado por Mallagarai, gol que hubiese sido un verdadero varapalo para los gallegos.
El Fabril arrancó en la reanudación con mayor viveza e intensidad. Antes de cumplirse el primer minuto apunto estuvo de aprovechar una acción embarullada. El equipo presionaba con otro ímpetu, como se demostró en el gol del empate. Remeseiro presionó la salida de balón y fruto de ello consiguió el esférico para sacarse un zurdazo certero cerca de la media luna. El bote buscado en el campo de hierba artificial hizo el resto para que se concretara la igualada. El mediapunta rompía así su sequía de cuatro jornadas sin marcar consiguiendo su decimoquinta diana del curso para tranquilidad de un conjunto gallego todavía más asentado en sus posiciones con el 1-1. Los hombres de Manu Mosquera controlaban la contienda pero un nuevo contratiempo acontenció en el minuto 58 con la expulsión del lateral derecho Adrián con roja directa por una dura entrada sobre Txapu. Con uno menos, el Fabril debía redoblar su esfuerzo frente a un rival que adelantaba líneas. Justo por esa zona del lateral derecho que ahora ocupaba Sam Piette encontraron los locales el agujero para sacar un centro raso al área, ahí llegó el mediocentro Ekaitz para de tiro raso y cruzado devolver la ventaja a los suyos.
El filial deportivista aún con inferioridad buscó de nuevo el empate y Cardoso apunto estuvo de lograrlo a servicio de Dani Iglesias. Eran momentos de cierta locura, en un partido que se abrió en exceso. Ahí comprendió el Fabril que era el momento de frenar el ritmo, lo consiguió sin dificultades y esperará a la vuelta con un 2-1 adverso que dejó todo abierto. n

 

El Fabril sale vivo de Tabira