Hasta 1.500 euros de multa por incumplir la norma de terrazas

la nueva ordenanza garantizará la accesibilidad patricia g. fraga
|

Las sanciones que baraja la ordenanza de terrazas para los hosteleros que incumplan la nueva normativa van desde los 300 a los 1.500 euros, según la infracción. Destaca el hecho de que ocupar una superficie mayor a la autorizada implicará inmediatamente un recargo económico, con el objetivo de garantizar la accesibilidad de los peatones.

Precisamente en la categoría de infracción leve estará el hecho de exceder el espacio marcado, siempre que este no supere el 20%, además de la instalación de elementos de mobiliario no previstos en la licencia. El Ayuntamiento obligará también a mantener el lugar de uso público en donde se emplace la terraza y los elementos que la componen “en las debidas condiciones de limpieza, seguridad y ornato, tanto durante su funcionamiento como al término del mismo”. Las multas en este caso irán de los 300 a 500 euros.

Para las faltas graves la sanción llegará a los 900 euros. En este apartado se incluyen la instalación de una terraza sin el preceptivo permiso municipal, cuando sea posible su legalización, así como la instalación de anclajes no autorizados, una de las novedades que incluye esta normativa. También se considerará una infracción grave superar en más de un 20% el espacio establecido en la autorización. Si este exceso llega a ser mayor al 50% pasará a considerarse una infracción muy grave, lo que conllevaría una multa de entre 901 y 1.500 euros.

También entraría en esta catalogación la instalación de una terraza sin permiso y sin posibilidad de legalizarse y el incumplimiento de las condiciones técnicas y otras impuestas en el documento de autorización.

 

accesoria

Además, la ordenanza contempla, en el caso de las faltas graves o muy graves, que el Ayuntamiento pueda revocar también la autorización municipal si lo cree conveniente, e incluso inhabilitar al hostelero para la obtención de nuevas autorizaciones de esta misma naturaleza durante un período de hasta un año en el caso de las sanciones calificadas de más graves.

Hasta 1.500 euros de multa por incumplir la norma de terrazas