Francia intensifica sus ataques en el norte de Mali tras la visita de Hollande

un niño maliense intenta abrir el maletero de un vehículo destruido por los bombardeos efe/nic bothma
|

Aviones franceses bombardearon la noche del sábado supuestos almacenes logísticos y centros de entrenamiento de grupos “terroristas” en el norte de Kidal, en Mali, informó ayer el Estado Mayor galo.

Los “importantes golpes aéreos” tuvieron lugar inmediatamente después de la visita relámpago del presidente francés, François Hollande, a la capital maliense, Bamako, y a la localidad septentrional de Tombuctú, uno de los bastiones de los radicales.

El coronel y portavoz militar Thierry Burkhard indicó que en los bombardeos participaron 30 aparatos, entre los que se cuentan cazabombarderos y aviones cisterna y de reconocimiento.

En Tombuctú, liberada esta semana por tropas francesas y malienses del control de grupos yihadistas, Hollande ya había declarado que los combates aún no habían terminado y había advertido de que “los grupos terroristas han sido debilitados, han sufrido grandes pérdidas, pero no han desaparecido”.

Tras recuperar con tropas malienses esa ciudad y Gao, los militares franceses se hicieron hace seis días con el control del aeropuerto de la localidad de Kidal, en la región de Tessalit y próxima a la frontera con Argelia.

Al norte de ese municipio es donde las autoridades francesas creen que pueden estar retenidos siete ciudadanos franceses.

El sábado Hollande llamó a los secuestradores a liberar a los cautivos sin negociación y avisó de que las fuerzas militares francesas y malienses están “muy cerca” de donde les suponen escondidos.

Por otro lado, el exprimer ministro laborista del Reino Unido, Tony Blair, respaldó ayer la decisión del actual jefe de Gobierno conservador, David Cameron, de ayudar al Ejecutivo francés en Mali para combatir a militantes islamistas.

En declaraciones hechas a un programa de la cadena pública BBC, el exlíder del Laborismo, comparó la lucha que libran los países occidentales contra Al Qaeda con la “batalla contra el comunismo revolucionario”.

Según él, el Reino Unido ha hecho “lo correcto” al enviar tropas para apoyar los esfuerzos de Francia en Mali para repeler a los “terroristas” que intentaban derrocar el Gobierno de ese país.

Blair cree que Cameron se ha enfrentado a “decisiones muy difíciles” para luchar contra el terrorismo, pero dijo que el coste de mantenerse al margen del conflicto hubiera sido mayor.

 

Francia intensifica sus ataques en el norte de Mali tras la visita de Hollande