A Coruña detectó en diciembre la mitad de contagios que en noviembre

|

El área sanitaria coruñesa está en plena fase de reducción de la segunda ola tras un mes de noviembre que se convirtió en el más negativo de todo lo que va de pandemia de coronavirus. Así, en lo que va de mes de diciembre la media diaria de nuevos contagios detectados es la mitad de los que se registraron en las pruebas PCR y serológicas en noviembre. 

Según los datos de la Consellería de Sanidade, en estos primeros días del mes la media de contagios por jornada se situó en los 44, mientras que en el complicado noviembre estaba en 98. 

Así, el área sanitaria de A Coruña-Cee se encuentra ahora doblegando poco a poco la curva de casos de Covid-19 y ayer volvió a marcar una nueva reducción de los enfermos que sufren actualmente el virus. Los casos activos cayeron en 38 hasta situarse en 861, mientras que las 80 altas  médicas decretadas hicieron que los curados se elevasen a 11.644. 

Además, las 835 PCR realizadas revelaron 46 nuevos contagiados de Covid-19, es decir, un 5 por ciento, o lo que es lo mismo, justo en la barrera que la OMS establece para mantener controlada la pandemia.

La presión sanitaria también se redujo, con tres hospitalizados menos. Por ello, en los centros del área de A Coruña-Cee quedan 78 personas ingresadas, de las cuales 63 están en el Chuac –trece en la UCI–, seis en el Modelo –uno en críticos–, uno en el Quirón y ocho en Cee.

En lo que se refiere a la incidencia del Covid en los ámbitos municipales, el de A Coruña volvió a registrar un descenso para situarse en los 110,7 casos por cada 100.000 habitantes –más de la mitad menos que la media estatal–, mientras que también se redujeron las cifras de Arteixo (136,4), Culleredo (72,4), Oleiros (63,8) y Paderne, del que no hay dato concreto puesto que tiene menos de diez contagios en los últimos catorce días pero que el Sergas rebaja al nivel de entre 25 y 50 casos por 100.000 habitantes. En el lado contrario, se incrementaron los datos de Cambre (133,9), Carral (171,7) y Aranga, que sube a la escala máxima de más de 250 casos por cada 100.000 personas.

Así las cosas, la situación más compleja es la que sufren la propia Aranga, Irixoa y Coirós –todas sobre 250 positivos–, seguido de Carral –entre 150 y 250–; A Coruña, Arteixo, Culleredo, Oleiros, Cambre, Betanzos, Bergondo, Abegondo, Oza-Cesuras y Curtis –de 50 a 150–; Sada, Miño y Paderne –de 25 a 50–; y Vilarmaior y Vilasantar, que no cuentan ningún nuevo caso en las dos últimas semanas y que tienen una incidencia inferior a los 25 contagiados.

Mientras, en los colegios los positivos se redujeron en siete, para dejar la cifra en 90 y siguen cerradas cinco aulas: en la Grande Obra de Atocha –que tiene 22 contagiados–, las Escuelas Populares Gratuitas, la guardería del Agra do Orzán, la de Fonte da Balsa y el CEIP de Galán. Por otra parte, en las residencias solo queda un caso, de un trabajador de la de Santa Teresa Jornet.

A Coruña detectó en diciembre la mitad de contagios que en noviembre