El plan de viabilidad municipal para Nostián descarta ampliar la concesión

09 agosto 2013 / 30 octurbe 2013 página 7 A Coruña.- Los trabajdores de Nostián preparan nuevas medidas para endurecer la huelga El piquete frente a la entrada de la planta de reciclaje continúa con su protesta
|

Casi dos años después de que se encargasen las auditorías técnica y económica de Nostián, es ahora cuando se empiezan a conocen los primeros datos sobre el estado en el que se encuentra la planta de tratamiento de basura. El objetivo de los análisis, según repitió en más de una ocasión el gobierno local, era obtener un diagnóstico de las instalaciones y adoptar las soluciones que permitan acabar con el déficit de explotación de las mismas. A la espera de que el Ayuntamiento, con el Consorcio das Mariñas, presente su plan de viabilidad, el objetivo municipal pasa por no ampliar la concesión de la planta a su adjudicataria, Albada.
El contrato, que se firmó en 1997, finaliza en diciembre de 2020, y contiene una cláusula en el que se especifica que puede ser prorrogable hasta un máximo de cinco años. Pero, en ningún caso, las pretensiones del Ayuntamiento pasan por una ampliación de ese contrato, en los mismo términos en los que se firmó durante anteriores gobiernos socialistas.
Las auditorías revelan un desfase entre la previsión de reciclaje y los registros alcanzados entre el año 2001 y 2011. Aunque la concesionaria prometió un porcentaje de rechazos del 34,42%, el 85% de la basura que entró en las instalaciones tuvo que ser enterrada o trasladada a un vertedero durante ese período. De acuerdo con los informes, lo habitual para este tipo de instalaciones es que el 50% de los residuos no se puedan tratar.
El hecho de que no toda la basura se pudiese reciclar y una serie de inversiones que se llevaron a cabo en la planta, y que no estaban contempladas en el proyecto inicial, llevaron a la concesionaria a reclamarle al Ayuntamiento 33 millones de euros por el déficit de explotación. El gobierno local analiza ahora qué cantidad de la reclamada debe abonar. Ayer, el portavoz municipal, Julio Flores, reconocía que la planta de reciclaje fue una “buena idea” en su momento, pero “mal ejecutada”.
Por su parte, el portavoz de Esquerda Unida, César Santiso, insistió en la necesidad de que no se prorrogue la concesión de la planta, “xa que os xestores da empresa demostráronse incapaces durante os pasados 17 anos de acadar un mínimo aceptable de reciclaxe”.

El plan de viabilidad municipal para Nostián descarta ampliar la concesión