El movimiento de mercancía general del Puerto crece tras dos años de bajadas

|

El Ideal Gallego-2011-06-18-008-9e2ed5bf

c.r. > a coruña

  Tras cerca de dos años viendo como cada mes caía el tráfico de mercancía general en los muelles, aquella con mayor valor añadido y de mayor importancia para los grandes centros portuarios, en abril, por fin, el Puerto ha experimentado una mejora en este apartado. Aunque el crecimiento no es muy relevante, de un 2,52% en lo que va de año, su importancia reside en que es la primera vez desde agosto de 2009 que los resultados son positivos.
En total 301.739 toneladas de mercancía de este tipo han pasado por los muelles en los cuatro primeros meses del año frente a las 294.310 que se habían contabilizado a estas alturas en 2010. Del total, 91.143 son de abril, 8.839 más que en el mismo mes del último ejercicio.
Desde la Autoridad Portuaria explican que la mejora en este apartado se debe principalmente a dos materiales, la palanquilla y la varilla. En ambos casos se trata de estructuras forjadas de hierro, la primera en barras cuadradas y la segunda redondas, que se utilizan para la construcción. De hecho, la mala situación por la que pasa este sector es la que, según el Puerto, ha hecho desplomarse este tráfico los últimos años en A Coruña.
Ahora la situación ha cambiado gracias a las 184.000 toneladas de palanquilla descargadas desde enero a abril. El año pasado solo se llegaba a las 177.000. Es el grupo Celsa –que compró a la siderúrgica Hierros Añón– el que importa principalmente este tipo estructuras.
En el caso de la varilla, el volumen no es tan llamativo, pero sí su crecimiento porcentual ya que se han duplicado las 11.000 toneladas descargadas en los cuatro primero meses de 2010. En el presente ejercicio se contabilizan hasta 26.000 toneladas, un 136% más que el año pasado. También los movimientos con los tableros de madera han crecido, según la Autoridad Portuaria.
En cambio, estos buenos resultados en la mercancía general no influyen en aquella que llega contenerizada, que sigue cayendo un 27,88% en lo que va de año, a pesar de que los movimientos en el mes de abril subieron ligeramente de 3.392 a 3.652 toneladas. En lo que va de 2011 no se llega a las 18.871 toneladas, frente a las 26.166 de 2010, cuando ya caía un 40%.

Descensos > Esta vez los apartados positivos de los tráficos no compensan los negativos y el tráfico portuario desciende un 1,86%, al no llegar a los cuatro millones de toneladas descargadas, cifra que ya se superaba en abril de 2010. Este descenso podría estar relacionado con la pérdida de graneles sólidos. A pesar de que el Puerto espera incrementar las descargas de carbón del año pasado –las previsiones hablan de 300.000 toneladas– por el momento han bajado de las 83.000 de los inicios de 2010 a las 40.000 actuales.
También lo ha hecho el trigo. Hasta el momento no ha llegado ningún barco con este producto del que ya había 130.000 toneladas a estas alturas. En su lugar sube ligeramente el maíz. La demanda de uno u otro cereal se relaciona con la situación concreta del mercado y la fluctuación de los precios. Así, en otros momentos el trigo ha sido el favorito.
Una vez más los mejores datos se corresponden con los graneles líquidos, que se mantienen en positivo, aunque con un aumento poco llamativo, del 2,12%. En lo que va de año se han superado los 2,6 millones de toneladas de productos destinados a la refinería. De ellos, 693.145 se descargaron en abril.
También las descargas de pescado registran cifras negativas, pero muy pequeñas, por lo que la lonja logra mantener unos niveles similares a los del año pasado.

Comparativa > Los resultados del Puerto están muy por debajo de la media estatal, de un 5,22% de crecimiento, pero en Galicia su caída no resulta tan llamativa ya que solo un muelle de interés general logra aumentar sus tráficos, el de Vigo, un 3,76%.
Las instalaciones más cercanas a la ciudad, las de Ferrol San Cibrao pierden hasta un 8,53% de sus tráficos en lo que va de año y peor aún son los resultados de Marín Pontevedra, ya que su bajada se sitúa en un 11,28%.  En el caso de Vilagarcía se queda en un -7,68%.


 

El movimiento de mercancía general del Puerto crece tras dos años de bajadas