El temporal cede y rebaja a diecisiete el número de provincias en alerta

Una gran ola choca contra el espigón de la localidad pontevedresa de A Guarda. EFE
|

El fuerte temporal que desde la semana pasada afecta al norte peninsular y litoral de Cantabria irá perdiendo intensidad a lo largo del día y rebaja a diecisiete el número de provincias en alerta por viento o lluvia, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web.

En Cantabria hay alerta naranja (riesgo importante) por vientos con rachas máximas de 100 kilómetros por hora en la zona de Liébana y alerta amarilla (riesgo) por fenómenos costeros adversos.

Galicia tiene alerta naranja por viento en las provincias de A Coruña, Lugo y Pontevedra por rachas que alcanzarán los 120 kilómetros por hora y alerta amarilla en Pontevedra por viento de 70 kilómetros por hora; A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra siguen en alerta por fenómenos costeros adversos.

Asturias mantiene aviso naranja por vientos de rachas máximas de 110 kilómetros por hora en la suroccidental asturiana y alerta amarilla por costeros.

La Comunidad Valenciana y las provincias de Almería, Granada, Burgos, León, Palencia, Tarragona, Vizcaya y Guipúzcoa siguen en alerta amarilla por fenómenos costeros o por vientos.

La Aemet avisa de que con la alerta naranja existe un riesgo meteorológico importante, fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

El temporal cede y rebaja a diecisiete el número de provincias en alerta