A Coruña fue la ciudad de Galicia en la que más viviendas se vendieron a lo largo del pasado año

La continuación del polígono residencial de Náutica dio salida a muchas viviendas nuevas | patricia g. fraga
|

Los actores implicados en el mercado inmobiliario coruñés siguen tomando aire después de muchos años de crisis y carencia de interés o imposibilidad de los ciudadanos de convertirse en propietarios. Las cifras de transacciones relativas a 2018 indican que en A Coruña se movieron bastantes más acuerdos que en el resto de grandes ciudades gallegas.

A pesar de que el Gobierno local sigue sin acelerar la tramitación de permisos para nuevas edificaciones y las empresas promotoras tienen que empezar sus proyectos en municipios limítrofes, A Coruña puede presumir de gozar de bastante buena salud en lo que se refiere al mercado de la compra-venta de viviendas. En 2018 cambiaron de manos 2.572 propiedades, siendo el segundo trimestre y el cuarto los más prolíficos respecto a la oficialización de los acuerdos económicos con 726 y 723, respectivamente.


Este balance, del Ministerio de Fomento, supone un incremento de las operaciones del 15,4% con respecto al año anterior, donde ya se había liderado en el global. No obstante, en las estadísticas que acaban de ser reveladas también se muestra que hubo momentos en los que Vigo (que cerró 2018 con 2.452 compras) estuvo por delante y que en el resto de grandes urbes la evolución positiva va en paralelo.


En A Coruña algunas de las hipotecas –o ventas directas, gracias al ascenso de la inversión otra vez, según detectan los expertos del sector– fueron de apartamentos a estrenar, teniendo en cuenta que aquellas constructoras que contaban con permisos de anteriores gobiernos locales sin caducar pudieron retomar las edificaciones donde las habían dejado. En cualquier caso, prácticamente el 89% de las casas que se compraron tuvieron un anterior propietario.


El hecho de que apenas haya stock de pisos a estrenar ha encarecido estas últimas y ha hecho que aumenten el número de reformas, si bien también es difícil lograr los permisos municipales para acometer ese tipo de trabajos de lavado de cara.

A Coruña fue la ciudad de Galicia en la que más viviendas se vendieron a lo largo del pasado año