Feijóo pide a los coruñeses que “non fallen o penalti e poñan a Carlos como alcalde”

|

El Ideal Gallego-2011-05-08-007-cc293398

p. g. l. > a coruña
  Música, bebidas y 12.000 invitados. Los que se reunieron ayer en el Coliseo no lo hicieron para mover las caderas al ritmo de Shakira, sino para bailar al son del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el candidato Carlos Negreira, en el acto central de los populares en Galicia, en el que el jefe del Ejecutivo gallego volvió a remitir al penalti de Djukic con el Dépor en 1994, para pedirles a los coruñeses que el domingo 22 “non fallen o penalti e poñan a Carlos como alcalde da Coruña”.
Decenas de autobuses coparon el aparcamiento de la avenida de la Universidad desde las cinco de la tarde. Y es que para asistir al mitin de ayer se desplazaron vecinos de los diferentes municipios gallegos, “dende Ortegal ata Barbanza”, puntualizó el delegado de la Xunta en A Coruña, Diego Calvo, que fue el encargado de presentar el acto, y también de anunciar que el alcalde de Madrid y candidato a la reelección, Alberto Ruíz-Gallardón, se había visto obligado a cancelar su presencia en el mitin coruñesés, como consecuencia de los retrasos acumulados en la terminal de Barajas. “Hai tempo que levamos escoitando a un ministro galego dicindo que invirte moito nos aeroportos. E que casualidade que o día que Gallardón tiña que estar aquí para o acto central do PP o aeroporto de Madrid colápsase. ¡Ese é Fomento!”, manifestó el delegado del Gobierno gallego.

Financiación > Al grito de “¡Estamos máis fortes ca nunca!”, Calvo le dio paso a Feijóo, que fue recibido por el público al son de “¡Presidente! ¡Presidente!”. No llevaba ni cinco minutos de discurso cuando fue interrumpido por cerca de 200 cooperativistas del Parque Ofimático, que se colaron en el acto con camisetas verdes para reclamarle a la Xunta que les entregue los terrenos para poder construir sus viviendas. La protesta no sentó nada bien a los presentes, que no dudaron en abuchearlos hasta que fueron invitados a abandonar el recinto por la organización.
Tras diez minutos de tensión y sin hacer alusión a lo ocurrido, Feijóo continuó con su discurso asegurando que “votar ao PSOE é votar a Zapatero; é a mesma papeleta e o mesmo discurso”. Así, comparó los 14 primeros puestos de las listas de socialistas y nacionalistas por un lado, y populares por el otro, para exponer las diferencias entre los proyectos de los tres partidos. “No número 14 vai a derrota do PSOE e do BNG e no PP vai a vitoria, o cambio histórico, e vai Carlos Negreira”, señaló el popular, que apeló “a unha unidade como un puño” en Galicia frente a los localismo “do século XIX” quieren “impoñer” los bipartitos.
Los nombres de Manuel Fraga y Francisco Vázquez también sonaron en el Coliseo. Con el primero, Feijóo quiso recordar a los dirigentes históricos. Y, con el segundo recordó que su partido “non se avergonza dos seus dirixentes”, a diferencia de lo que ocurre en los socialistas, que consideran “más importantes las opiniones de Leire Pajín y Bibiana Aído, que la de Francisco Vázquez”.
Un emocionado Negreira fue el encargado de cerrar el acto. “¡Sois maravillosos!”, exclamó con lágrimas en los ojos, antes de pedirle a Feijóo su apoyo para obtener la alcaldía, y “recuperar la Diputación de A Coruña”.

Feijóo pide a los coruñeses que “non fallen o penalti e poñan a Carlos como alcalde”