El hielo y la nieve obligaron a los operarios a despejar 20 vías en Lugo

Imagen de la carretera provincial cortada por desprendimientos en A Fonsagrada
|

La Diputación de Lugo desplegó desde primera hora de ayer un dispositivo formado por 24 operarios y 12 equipos, en los que se incluyen máquinas quitanieve y vehículos todoterreno, para despejar una veintena de carreteras de la provincia afectadas por las nevadas de la noche del pasado lunes.

Según informó el Gobierno provincial en un comunicado, se trabajó en despejar la nieve y retirar los árboles caídos en carreteras de la Montaña Lucense, en los ayuntamientos de Cervantes, Pedrafita do Cebreiro, A Fonsagrada y Navia de Suarna, principalmente, así como en la zona sur de la provincia, en las localidades de Samos, Quiroga y O Incio.

La Diputación apuntó, además, que los doce silos de sal de la Diputación, (que disponen de un total de 420 toneladas), se utilizaron para deshacer las placas de hielo del pavimento y “favorecer así la seguridad de los usuarios y usarías delas vías”.  

 

Carretera cortada

Una de las vías en las que trabajaron servicios de gestión territorial del Ejecutivo provincial lucense fue la carretera LU-P-1910, a la altura del lugar de Naraxa, en A Fonsagrada, debido a un desprendimiento de piedras que irrumpió en la vía.

La Diputación señaló que mantiene cortada la carretera, que une este ayuntamiento de A Montaña con Asturias, y que espera que esta semana se pueda restablecer de nuevo al tráfico, siempre que las condiciones meteorológicas sean favorables.

Hasta el lugar se desplazó maquinaria pesada (una pala y un camión), para proceder a la retirada de las piedras que cayeron en la vía.

La Diputación habilitó desvíos alternativos y la señalización correspondiente para garantizar la seguridad de los usuarios de esta vía provincial y causar el menor perjuicio posible.  

 

Más nevadas

En cuanto a la predicción para los próximos días, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para hoy inestabilidad en todo el país acompañada de nevadas en el norte peninsular y de viento, que soplará con rachas fuertes, sobre todo, en litorales como el de la comunidad gallega.

Se prevén intervalos nubosos en Galicia, con lluvias, sobre todo al final del día y un progresivo aumento de la nubosidad, pero sin apenas precipitaciones.

La cota de nieve se situará en el noroeste peninsular a 1.000 metros subiendo después a 1.500/2.000 metros, mientras que en otros lugares, como Pirineos a 800 metros subiendo a 1.200. Además, en Galicia se volverán a vivir heladas, aunque con un carácter más leve.

El hielo y la nieve obligaron a los operarios a despejar 20 vías en Lugo