Los planes para dividir Alcoa en dos empresas alarman a los trabajadores

El Ideal Gallego-2015-10-09-006-48c78dc2_1
|

Una vez más, los trabajadores de Alcoa se echaron a la calle para exigir una solución a la incertidumbre que implica el sistema anual de subasta eléctrica. Una incertidumbre que también afecta a sus puestos de trabajo, como recordó Juan Carlos Corbacho, presidente del comité de empresa en A Coruña. Estas dudas se han visto acentuadas en las últimas semanas por los planes de la multinacional americana de dividir la empresa en dos compañías, y que les ha llevado a concentrarse una vez más a 400 personas ante la sede de Red Eléctrica, en Zalaeta.
Los trabajadores no saben nada sobre el futuro de sus empleos, amenazados por la baja competitividad de la planta debido al coste de la electricidad y a la falta de inversiones en maquinaria. Hace poco visitó la planta el presidente de Alcoa en España, Rubén Bartolomé, pero lo hizo solo para confirmar que no hay ninguna decisión tomada a pesar de que el resultado de la subasta se conoció a primeros de septiembre. Bartolomé se escudó en el hecho de que se está revisando a “nivel mundial” todas las factorías que fabrican aluminio para la multinacional americana.
Esa revisión es el paso previó a la escisión de la compañía en dos independientes: una englobaría todas las empresas de extracción de minerales y proceso de metales, entre las que se encuentra la planta coruñesa, y otra abarcaría el proceso e aleaciones especiales, el titanio, la automoción y, en general, todas las industrias que generan valor añadido. 

nada bueno
“Creemos que estos cambios no aportan nada bueno, en un periodo de inestabilidad”, comentó 
Corbacho. El estado actual del mercado, con un gran volumen de exportaciones de aluminio desde China, hacen que el precio del material que producen haya  bajado, de ahí que Alcoa haya decidido realizar esta maniobra. La única manera de que factorías como la coruñesa resistan es ser más competitivos, de ahí que exijan al gobierno un cambio en la política energética.
 Por otra parte, Corbacho ha avanzado que, dentro de las acciones que están llevando a cabo, firmarán el martes un convenio con el alcalde, Xulio Ferreiro, para donar parte de la recaudación de su “caja de resistencia” a familias en situación de pobreza energética. El importe será de cerca de mil euros.

Los planes para dividir Alcoa en dos empresas alarman a los trabajadores