La Xunta defiende su actuación en las residencias por la investigación contra el centro Domus VI

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda | xoán rey (efe)
|

El vicepresidente de la Xunta en funciones, Alfonso Rueda, defendió ayer la actuación de la Administración autonómica en la gestión de las residencias de mayores y dijo que “aportará toda la documentación” para probar que obró de forma “adecudada”.

Así se pronunció Alfonso Rueda a preguntas de los medios en una rueda de prensa celebrada ayer en Santiago en la que hizo balance sobre la jornada electoral del pasado domingo.

Cuestionado sobre la apertura de diligencias contra los gestores de la residencia DomusVi de Aldán -en Cangas- y dos cargos de la Xunta, Alfonso Rueda manifestó su respeto a la decisión del juzgado, al que el Gobierno gallego se pone a su disposición.

Diligencias
“La Xunta aportará toda la documentación para demostrar de lo que estoy convencido. La actuación en las residencias fue adecuada”, incidió Rueda.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Cangas (Pontevedra) abrió diligencias previas contra la administradora de Geriatros, la directora de la residencia DomusVi de Aldán (intervenida por la Xunta durante la pandemia) y dos cargos de la Xunta tras presentar una querella las hijas de dos usuarias del centro, una de ellas fallecida y otra contagiada por Covid-19.

“Los resultados de la gestión en Galicia, también en las residencias acreditan que hicimos, dentro de las circunstancias, una adecuada actuación”,  afirmó el vicepresidente.

El auto, contra el que cabe recurso de reforma y/o apelación, insta a incoar un procedimiento de diligencias previas en relación a posibles delitos de homicidio o lesiones por imprudencia profesional o de abandono de discapacitados. Así, las querellantes deberán declarar y se demandará el historial médico de sus madres a Geriatros S.A., para que el médico forense evalúe “si el diagnóstico y la asistencia médica” de las mismas fueron adecuados.

Querella
De este modo, el juez busca determinar si existió “alguna acción u omisión constitutiva de imprudencia profesional que “haya provocado el contagio del Covid-19” o “el fallecimiento de alguna de las internas a causa de la citada enfermedad”.

En concreto, la querella se presentó contra Geriatros, Geriavi, la administradora única de Geriatros y la directora de la residencia de mayores, así como la jefa del Servicio de Inspección de Maiores, Discapacidade e Dependencia y el director xeral de Maiores e Persoas con Discapacidade de la Xunta.

No obstante, el juez que lleva la causa señaló que, de acuerdo con el Código Penal, no procede dirigir el procedimiento “frente a las personas jurídicas objeto de la presente querella, debiendo delimitarse la responsabilidad de las personas físicas cuya investigación se pretende”.  

El auto remarca que la hija de una de las residentes ha responsabilizado al centro, del que su madre fue usuaria entre agosto del año 2019 y el 14 de mayo de año 2020, “de las lesiones sufridas derivadas del diagnóstico positivo por Covid-19” y las “numerosas caídas que se registraron y que no se trataron debidamente”.

Asimismo, la querella fue presentada por la hija de otra mujer que fue residente entre el 21 de febrero de 2020 y el 10 de abril de 2020, momento en el que fue ingresada en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo “con una severa deshidratación”, tras lo que falleció el pasado 21 de abril. Así, la hija de esta anciana achaca los hechos a la “falta de cuidado y/o auxilio adecuado en las personas físicas y jurídicas” querelladas.

La Xunta defiende su actuación en las residencias por la investigación contra el centro Domus VI