La Xunta asume 2018 como un año "especialmente duro"

|

El director de la Agencia Gallega de Infraestructuras, Francisco Menéndez, ha admitido hoy que 2018 ha terminado siendo un año "especialmente duro" para Galicia en cuanto a fallecidos en accidentes de tráfico.

De acuerdo con los datos aportados por Menéndez, en lo que va de año han muerto hasta 95 personas en las carreteras gallegas, una cifra que supera ampliamente a los 77 fallecidos contabilizados el año pasado.

Este registro de 2017 -ha indicado- se hallaba ya "muy próximo" al objetivo fijado para 2020 por el Gobierno gallego, que es "salir de los 72 fallecidos" y para el que se avanzaba con una "tendencia positiva" en los últimos ejercicios.

Este ritmo permitió a Galicia estar el año pasado "por primera vez en la historia en los primeros puestos en cuanto a indicadores de siniestralidad con respecto al Estado", ha valorado Menéndez.

Sin embargo, 2018 no ha seguido esta tendencia y, según el director de la agencia de infraestructuras, es "muy preocupante" constatar que existe "cierta sensación de relajación en los usuarios de las carreteras" a la hora de cumplir normativas básicas como emplear el cinturón de seguridad o no utilizar el teléfono móvil.

Hasta 22 -ha precisado- de los fallecidos este año en las vías gallegas "no tenían puesto el cinturón de seguridad".

Por todo ello, Menéndez ha razonado que "una importante causa" de los malos datos de este año es "el agravamiento de las distracciones", que ya son "la primera causa de siniestralidad con fallecidos en Galicia" junto con la velocidad y por encima de otras cuestiones como el estado de las carreteras.

Para paliar esto, ha apostado por seguir trabajando en las 49 medidas del plan vigente de seguridad vial de la Xunta, que durará hasta 2020, y que incide en la prevención mediante la sensibilización y educación de los conductores; así como en seguir dando apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado con competencias en materia de tráfico.

Esta ha sido la respuesta dada desde la Administración autonómica a la pregunta parlamentaria formulada por el diputado de En Marea Marcos Cal en relación al aumento de fallecidos en accidente de tráfico en este período estival.

Cal le ha preguntado a la Xunta "qué es lo que ha acontecido" y sus medidas para solucionar esta deriva, entre las que no ha considerado conveniente incluir un plan de seguridad vial que es "evidente que ha fracasado" a tenor de los números.

Para el parlamentario de En Marea, las cifras son "verdaderamente alarmantes" y la labor del Gobierno gallego está más centrada en "hacer publicidad institucional" que en desarrollar campañas efectivas para frenarlas. EFE

 

La Xunta asume 2018 como un año "especialmente duro"