EEUU y Corea del Norte amenazan con transformar la contienda verbal en militar

|

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, pidió ayer a Corea del Norte que abandone su desarrollo nuclear y le recordó que el poderío militar estadounidense es muy superior al norcoreano, después de que el país asiático amenzase con atacar bases americanas en Guam.
En un comunicado, el jefe del Pentágono reclamó a Corea del Norte que cese “toda consideración de acciones que le lleven a su final, al de su régimen y a la destrucción de su pueblo”.
“Las acciones (militares) de Corea del Norte seguirán siendo muy superadas por las nuestras y (Pyongyang) perdería toda carrera armamentística o conflicto que inicie” con Estados Unidos, añade Mattis. En opinión del jefe del Pentágono, Corea del Norte debe dejar de “aislarse por sí misma y cesar su consecución de armas nucleares”, así como tomar nota de la unanimidad del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a la hora de aprobar la última ronda de sanciones contra el régimen de Kim Jong el fin de semana.

“Furia y fuego”
Los avisos del Pentágono se dan después de que Trump amenazara el martes a Corea del Norte de responder con “furia y fuego” si seguía efectuando amenazas militares y nucleares, algo a lo que Pyongyang contestó ayer amenazando con bombardear la isla de Guam donde EEUU tiene bases.
El cruce de amenazas llega después de que Corea del Norte probara con éxito dos misiles intercontinentales y de que se haya revelado que la inteligencia estadounidense considera que el régimen comunista ha desarrollado una ojiva nuclear que puede montarse en un misil.
El secretario general de la ONU, António Guterres, se declaró ayer preocupado por el “incremento de la retórica de confrontación” en torno a Corea del Norte y llamó a reducir las tensiones.
Dujarric respondió así al ser preguntado por el cruce de advertencias protagonizado en las últimas horas por Estados Unidos y Corea del Norte Sin ir más lejos, el presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió al régimen de Kim Jong-un de que “se encontrará con un fuego y una furia jamás vistos en el mundo” si no deja de amenazar a su país.
Por otra parte, Rusia espera que Estados Unidos “mantenga la calma” en la crisis con Corea del Norte y evite acciones que puedan desencadenar una reacción de Pyongyang. “Nuestro claro deseo es que Estados Unidos mantenga la calma y evite movimientos que puedan provocar a otra parte a acciones que pueden ser peligrosas”, dijo el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia.
En declaraciones a los periodistas, el diplomático dijo que Rusia va a hacer todo lo posible por promover el diálogo, aunque consideró que se necesitará “tiempo”, dado que ahora mismo las “tensiones son demasiado altas”. Nebenzia insistió en que no debería valorarse una solución militar. l

EEUU y Corea del Norte amenazan con transformar la contienda verbal en militar