La descarga simultánea de diez buques evidencia el auge del tráfico del puerto

21 julio 2011 a coruña.- la estiba de grandes aspas de generadores eólicos llamó la atención de decenas de coruñeses que presenciaron los trabajos en el muelle de centenario oeste
|

El de ayer fue uno de esos días que pueden pasar desapercibidos para la mayoría de coruñeses, pero no para el personal cercano a la actividad portuaria. Y es que hasta una decena de buques mercantes coincidieron al mismo tiempo en los muelles descargando su carga, lo que es un fiel reflejo de la recuperación que está experimentando el tráfico marítimo en los últimos meses.

Y es que aunque el resultado total es negativo, se debe al acusado descenso de las importaciones de Repsol. Aislando este negocio, el resto de movimientos aumentan en A Coruña, especialmente los de mercancía general. De hecho, desde el Puerto destacan que una de las mayores apuestas tanto de la entidad pública como de las consignatarias es la de apostar por las mercancías limpias, ya que además son las de mayor valor añadido. Así, ayer mismo se descargaban en la ciudad algunas de ellas, como desde los dos barcos que traían cerca de tres mil toneladas de madera cada uno, el “Serser” y el “Vedette”.

Las consignatarias no se atreven a asegurar aún
que la buena marcha se mantendrá a largo plazo

También en el mismo muelle, en el de Calvo Sotelo sur, descargaba desde el sábado 4.900 toneladas de alambrón el “Amsterdiep”. Precisamente este es uno de los materiales siderúrgicos que ha reflotado este negocio en la ciudad, junto a la varilla y palanquilla. Así lo afirman desde la Autoridad Portuaria, que explica que la demanda procede de Celsa Atlantic –antiguos Hierros Añón–. Esta empresa será la primera clienta de punta Langosteira.

Palanquilla era lo que traía a bordo el “Gitana”. En concreto, 3.500 toneladas, que se descargaron durante el domingo y el lunes en el muelle de San Diego. En las mismas instalaciones estaba el “Joy”, con 5.000 toneladas de azufre.

Siguiendo con los graneles sólidos, en el Centenario norte había otros tres buques: el “Kikki C” el “Arlow Rebel” y el “Velserdijk”, con cebada y maíz. En la parte sur esperaba el “Annika Benita”, que tenía previsto dejar a última hora de ayer la bahía. En cambio, el “Sichen Orchid” lo hizo ya al mediodía después de dejar en la ciudad 6.000 toneladas de gasoil.

 

Valoración > Desde el Puerto se muestran encantados con la buena marcha de los graneles sólidos y la mercancía general y ya adelantan que, a falta de que se cierren los datos de marzo, parece que mantienen los buenos resultados, también en pesca fresca.

Destacan que entre los nuevos tráficos que se han logrado incorporar en los últimos ejercicios están la madera, los eólicos y el cuarzo. Relacionan esta tendencia positiva, además de con la promoción del Puerto, con la mejora de las infraestructuras, entre las que se menciona el muelle del Este. La mejora de esta dársena se ejecutó para acoger el tráfico de contenedores, pero como este negocio está en recesión en A Coruña, actualmente se está utilizando para desembarcar las hélices de los molinos de viento. “Es una zona polivalente”, afirman desde la Autoridad Portuaria.

Mientras, el responsable de Terminales Marítimos de Galicia, una de las principales empresas de estiba, no se atreve aún a asegurar que la crisis se haya superado. Valora las cifras positivas, pero también destaca que en la actualidad el sector trabaja con previsiones a un mes cuando antes se hacían a largo plazo, a un año, incluso. “Hoy en día todos estamos expectantes y trabajamos a corto plazo”, apostillaba el que también es portavoz de las consignatarias, sin atreverse a hacer predicciones.

La descarga simultánea de diez buques evidencia el auge del tráfico del puerto