La explosión de Beade fue sentida a dos kilómetros y los vecinos notaron el temblor

|

La explosión en la casa consistorial de Beade fue sentida por los trabajadores del turno de noche del polígono industrial de San Cristobo, a unos dos kilómetros del Ayuntamiento, y los vecinos manifestaron haber notado el temblor del estallido.

El alcalde, Senén Pousa, ha afirmado que los daños habían sido muy considerables, pero agregó que lo más importante es que no se hubiese producido una desgracia personal.

Preguntado por si se había producido alguna reivindicación, lo negó, pero consideró que los autores "fueron unos salvajes" que hacen daño al pueblo y agregó: "son unos cobardes, si quieren algo contra mi, que den la cara".

Sobre si piensa dimitir por las reiteradas acusaciones de franquista, Pousa rechazó esta posibilidad porque lo vota "el pueblo, que es soberano" y anunció que se volverá a presentar a los próximos comicios y seguir en política "hasta que me canse", reiteró.

Por su parte, el responsable del grupo de emergencias de Ribadavia, Julio Puentes, explicó que ahora se encuentran en labores de recuperación de documentos y ordenadores y a la espera de que llegue un perito para valorar la situación.

También informó de que habían tirado los tabiques que ofrecían más peligro de derrumbe y confirmó daños no solo en la planta baja, sino también en el piso superior de la casa consistorial, aunque considera que, a falta de confirmación, la estructura del edificio no se ha resentido.

Al lugar también se han desplazado efectivos del grupo de especialistas en explosivos de la Guardia Civil, con unidades caninas, mientras la policía judicial investiga las circunstancias del suceso.

La explosión de Beade fue sentida a dos kilómetros y los vecinos notaron el temblor