España vuelve a abrir bares después de siete años seguidos de cierre de locales

España con 260.000 bares es el país europeo con más establecimientos de este tipo ep
|

El sector de la hostelería en España inicia la senda de la recuperación, tras confirmarse que se vuelven a abrir bares, un 3,6% más en 2015, después de encadenar siete años de destrucción de locales, según se desprende de los datos ofrecidos por la consultora Nielsen, que reflejan que el gusto de los consumidores está variando tras la crisis.
“Estamos retomando la tendencia de bares de antes de la crisis. El bar tradicional está en declive, pero hay una nueva salida profesional en la hostelería y en las franquicias. Además, el bar es la mayor red social en España y el salir está en el ADN de los españoles”, señaló el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez.
La hostelería confía en consolidar la tendencia positiva en 2016, donde se estima un crecimiento de en torno al 1,5% de creación de nuevos bares, mientras que se espera un incremento del 6% del sector para este año.
España es el país europeo con más establecimientos, con un total de 260.000 y con una relación de un bar por cada 175 personas, la mayor densidad del mundo, y con un perfil tipo: seis de cada diez locales se corresponden al bar de toda la vida, con más de 15 años.
“Tras siete años terribles, donde cayeron las ventas un 30% en valor y se destruyeron entre 25.000 y 30.000 establecimientos, en España se vuelven a abrir bares. El 2016 volverá a ser un año de crecimiento”, indicó el responsable para España del área de hostelería de Nielsen, Agustín Sans, que subrayó que el reto para el sector es generar nuevas ocasiones de consumo para seguir creciendo.

la noche se desploma
El estudio revela que una de las consecuencias de la crisis económica es que los españoles salen menos de noche, siendo el ocio nocturno uno de los segmentos más castigados en los últimos años, tras caer el 5,2% en 2015, impactado por la crisis, temas legales como los horarios de cierre, y la salud.
De esta forma, las discotecas experimentan una drástica caída, pasando de una penetración del 69% en 2009 al 39% en 2015, mientras que el gasto mensual en copas descendió de los 95 euros a los 67 euros en 2015.
Los españoles están cambiando la noche por el día, tal es así que el consumo diurno de bebidas alcohólicas de alta graduación crece por encima del 7%, casi tanto como la cerveza, que roza el 8% de incremento.
“La noche pierde y gana el café-bar y la restauración. Estamos viviendo un cambio de hábitos entre los jóvenes, que prefieren el día y la media tarde a la noche”, recalcó Sans.
“Todas las categorías crecen, pero la cerveza y el café son clave para los hosteleros, al ser las más rentables. Además, las bebidas espirituosas crecen hasta un 7%, después de superar años de caídas por la crisis y empezarán a atacar la tarde”, apuntó, recordando que la cerveza supone más del 56% del crecimiento de la hostelería diurna.
El responsable de hostelería de Nielsen destacó que los ejes del crecimiento del sector para estos años serán la salud, que los consumidores apuestan por productos sin alcohol y “healthy”, y la moda.

España vuelve a abrir bares después de siete años seguidos de cierre de locales