Una avería en el avión oficial retrasa el regreso del rey a España pero no altera su agenda

KUW102 KUWAIT (KUWAIT), 16/04/2014.- El Rey Juan Carlos (i), recibe un regalo de manos del presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Kuwait (KCCI), Ali Thunayan Al-Ghanim (d), durante un encuentro empresarial celebrado en el Palacio Bayan
|

Una avería en el avión de la Fuerza Aérea española A-310 en el que el rey viajó a Emiratos Árabes Unidos y Kuwait, retrasó su regreso a España, si bien los técnicos consiguieron que el monarca llegase a Valencia a tiempo de presidir la final de la Copa del rey.
Nada más detectarse la avería cuando el avión se desplazaba por la pista hasta el punto de despegue, el Gobierno de Kuwait puso a disposición de España una aeronave oficial kuwaití para garantizar el rápido regreso de don Juan Carlos, pero finalmente no hubo necesidad de recurrir a esta alternativa, ya que en poco más de media hora el fallo estaba resuelto.

fallo de conexión
Según informaron fuentes militares, se confirmó pronto que la avería consistía en un fallo en una conexión eléctrica que impedía el buen funcionamiento de la transmisión que regula la válvula de entrada de combustible en el motor izquierdo y los técnicos resolvieron el problema con la rapidez precisa para reanudar el plan de vuelo sin necesidad de recurrir al avión ofrecido por Kuwait.
Tanto el rey como el resto de la delegación oficial, que incluía a algunos de los empresarios que le habían acompañado en su visita oficial a Kuwait, permanecieron dentro del avión durante el tiempo que duró la reparación, tras la que la aeronave despegó con normalidad y recuperó durante el trayecto parte del tiempo perdido, de modo que llegó a Valencia solo 20 minutos después de lo previsto.

vida útil
Esta aeronave es uno de los dos Airbus A-310 que prestan servicio para el traslado de autoridades en el 45 Grupo del Ejército del Aire junto a cinco Falcon-900, unos aviones que se encuentran a la mitad de su vida útil y se someten a un número de revisiones por hora de vuelo superior a las de los aparatos comerciales de línea regular, destacaron fuentes de Defensa.
Ante las voces que plantean la posible renovación de estos aviones, el Ministerio mantiene el criterio de no gastar para el transporte de autoridades recursos presupuestarios asignados a la política de Defensa en este departamento y remite por tanto la decisión sobre cualquier eventual compra a Presidencia.
Una posible alternativa sería reforzar el actual grupo de siete aviones con un A-330 MRTT, una aeronave con gran autonomía de vuelo capaz de compatibilizar sus funciones de abastecimiento en vuelo y transporte de tropas con el traslado de autoridades cuando fuera necesario.

toda la familia real
La avería sufrida por el avión en el que el rey se encuentra de viaje en Kuwait es la quinta sufrida en los últimos meses por las aeronaves destinadas al transporte de las principales autoridades del Estado.
La avería anterior ocurrió el 22 de marzo en el A-310 en el que la reina regresaba de un viaje de cooperación en Guatemala y tras hacer una escala en la República Dominicana.
 De las tres averías anteriores, dos ocurrieron también en los A-310 de la Fuerza Aérea Española.
En noviembre del año pasado el Príncipe de Asturias no pudo despegar de Torrejón a Brasil y el pasado mes de enero se registró otro fallo durante una escala de don Felipe en Santo Domingo cuando el príncipe se dirigía a Honduras.
Además, el 7 de marzo hubo otro fallo en el avión Falcon en el que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debía regresar de Dublín.

Una avería en el avión oficial retrasa el regreso del rey a España pero no altera su agenda