El hotel Eurostars Atlántico recibe a sus primeros huéspedes en el inicio de la nueva concesión

|

El hotel Eurostars Atlántico inició ayer su andadura, que se prolongará durante los próximos veinte años, y ya en su jornada inaugural contó con los primeros huéspedes.
El establecimiento permaneció cerrado alrededor de un día y medio hasta que a primera hora de la tarde ya se permitió la entrada de clientes, que en las primeras horas fueron pocos. Sin embargo, el hotel contaba ya para la pasada noche con algunas reservas realizadas a través de plataformas digitales.
A pesar de que el hotel, que pertenece al Grupo Hotusa, ya contó con sus primeros huéspedes ayer, no funciona todavía a plena capacidad y las 199 habitaciones con las que cuenta no están disponibles en su totalidad.
La previsión es que paulatinamente se vayan abriendo nuevas zonas del establecimiento, que cuenta con cinco plantas a razón de unas cuarenta habitaciones en cada una de ellas.
Así, para estos primeros días solo están disponibles algunas de estas estancias y algunos de los servicios que ofrecerá el hotel. Un ejemplo es el restaurante, que para hoy ya estaba previsto que sirviese sus primeros desayunos.
Durante la jornada de ayer, el personal se afanó en ir acondicionando espacios para la recepción de clientes y también fue una constante la presencia de técnicos que se encargaron de la instalación o preparación de diferentes servicios.
La falta de un espacio de tiempo entre una concesión y la siguiente para que una empresa retirase sus pertenencias y la otra preparase el recinto antes de su apertura también fue un motivo de críticas.

Proceso
Las instalaciones del hotel poco a poco se van adaptando a la imagen de los establecimientos Eurostars aunque el mobiliario empleado es el mismo que dejó Parisiana, la anterior concesionaria del inmueble y que a su vez lo subarrendaba a la cadena hotelera NH.
El futuro de este mobiliario fue uno de los puntos de fricción en la transición entre una concesión y otra y según el Gobierno municipal, la anterior arrendataria incurrió en un incumplimiento de los pliegos del contrato al no dejar el espacio libre de enseres.
Si esta fue una de las cuestiones que provocaron controversia, otra fue el futuro de los trabajadores, que hasta prácticamente última hora no pudieron firmar las cartas de subrogación. Así, 32 empleados continuarán trabajando en el establecimiento hotelero ahora bajo la nueva marca, mientras que otros nueve de personal de piso fueron incorporados a la plantilla cuando antes eran externos.
De acuerdo a los pliegos de la nueva concesión, la empresa que se hiciese cargo de la gestión del edificio debería mantener, como mínimo, esta cantidad de trabajadores. l

El hotel Eurostars Atlántico recibe a sus primeros huéspedes en el inicio de la nueva concesión