Puigdemont asegura que la independencia “no es la única solución” para Cataluña

Puigdemont participa en el encuentro con la prensa | Céline Aemisegger (efe)
|

El expresident catalán Carles Puigdemont aseguró ayer que la independencia “no es la única solución”, y apuntó que “el modelo suizo” es la opción “más eficaz y atractiva”.

¿Es la independencia la única opción? Para nada. Hay otras”, recalcó Puigdemont en declaraciones a los medios de comunicación en Ginebra antes de participar en un debate del Festival Internacional y del Foro sobre Derechos Humanos.

“Quizás entre estas (otras opciones) el modelo suizo es la más eficaz y atractiva”, señaló.
El expresident también dijo ayer confiar plenamente en la Justicia europea y específicamente en la belga, pero dejó claro que está listo para entrar en prisión si Bélgica, país al que huyó, decide extraditarlo.
“Yo tengo esperanza y gran confianza en la Justicia europea y en la de los países europeos y voy a respetar sus decisiones porque tengo una gran confianza en la separación de poderes y en las garantías de un trato justo que yo no puedo obtener en España”, afirmó Puigdemont en declaraciones a los medios de comunicación en Ginebra.

Una trampa
Además, Puigdemont reconoció que, si pudiera volver atrás, no suspendería la declaración de independencia como hizo el 10 de octubre tras supuestas “sugerencias” del Gobierno en este sentido para dejar abierta una puerta al diálogo, pues “era una trampa”.

Afirmó que “fuentes directas del Gobierno español, sus mediadores y otros” le habían pedido que actuara así, por lo que él, según asegura, “eligió dar una oportunidad al diálogo”

Puigdemont asegura que la independencia “no es la única solución” para Cataluña