“Si uno es hombre, es hombre y eso no tiene nada que ver con el machismo”

Bertín Osborne vendrá acompañado de una big band
|

Sin sofá de por medio, a través de un teclado y en la distancia, Bertín responde. Habla de su pequeña colección de mujeres, de Penélope y sus zapatitos de tacón o de la Gloria que falta en el aire. Él las pondrá a bailar swing en el Palacio de la Ópera, arropado por una big band de 24 músicos.

Si tuviera que quedarse con un nombre de mujer, ¿cuál sería?
María. Es el que más me gusta.

¿Cuál cree que es la mejor canción con nombre de mujer que se ha escrito?
Se han escrito muchas, pero “Michelle”, quizás por ser los Beatles es la más grande. “Gloria” también es espectacular.

¿Cómo ha sido la selección de temas en “Va por ellas” y qué estilos abarcan los que se titulan con nombre femenino?
Hemos tardado mucho tiempo en acordar el repertorio. Lo hemos hecho entre cinco o seis personas y no ha sido fácil. Se tenían que adaptar al tempo de una Big Band y eso no es fácil. No sirve cualquier canción.

¿Hubo descartes por no encajar el género en el conjunto?
Hubo muchos. La verdad es que fue todo bastante difícil.

¿Por qué este tributo ahora?
Te confieso que la idea no ha sido mía. Yo, hace años hice un disco que se llamaba “Va por ellos”, dedicado a los niños con problemas y en Sony pensaron que sería bonito hacerlo a ellas. A mí también.
¿Cree que se está perdiendo el paradigma de la masculinidad?
Creo que no, lo que pasa es que ahora se la cogen con papa el de fumar los miles de tontos que hay alrededor. Si uno es hombre, es hombre y eso no tiene nada que ver con el machismo. Ahora parece que hay que disculparse por ser hombre y heterosexual.

“Va por ellas” sonará de nuevo a big band, ¿qué aporta la formación?
El sonido Big Band es un lujo asiático. El escucharla es una subidón grande ¡No digamos en directo! Es simplemente espectacular.

¿Cómo será el show?
Habrá tres bloques. Uno es solo con piano, otro con mariachis y otro con la Big band. Cantaré muchas canciones grabadas de todas las épocas. De “Amor Mediterráneo” a “New York, New York”.

Viene en un momento top televisivo, ¿qué prefiere entrevistar o ser el entrevistado?
Entrevistado me divierto más. Yo, en el fondo no entrevisto. Más que nada es una charla simpática entre amigos.

¿Qué tiene que tener un entrevistador para ser realmente bueno?
Seguramente no parecerlo. Si pareces un entrevistador te conviertes en lo que todos hemos tenido en cualquier cadena de televisión. Si haces una charla informal, le gente se relaja y es mas fluido.

¿Cree que lo consigue?
Yo, sinceramente, creo que sí.

¿Tiene cancha libre para hacer las entrevistas?
A mí nadie me dice lo que tengo que hacer. Lo hago a mi aire y funciona. De todas formas nuestro equipo es la bomba.

¿Cuál ha sido la más difícil?
Aquellos que no se han abierto del todo, que alguno ha habido... y la audiencia lo ha notado.

¿Ha recibido muchas calabazas?
Solo en un par de ocasiones. No ha sido un no, ha sido un “ya lo haremos”

¿A quién le gustaría entrevistar?
Al rey Juan Carlos. n

“Si uno es hombre, es hombre y eso no tiene nada que ver con el machismo”