Más de 300 turistas participaron en las visitas guiadas por la Torre

|

Al cierre de la Semana Santa, el Ayuntamiento quiso destacar ayer la “buena acogida” y el “éxito de público” de las visitas guiadas tematizadas. El área de Turismo destaca que estas se han convertido en el producto más demandado durante los días festivos y es que, según señalan, un total de 336 personas han recorrido el Parque Escultórico de la Torre de Hércules.

El Ayuntamiento afirma que visitantes de Australia, China, Japón, Alemania, Austria, Francia, Gran Bretaña, Italia, Suiza, Suecia, Argentina, México, Ecuador o Venezuela han visitado la ciudad y han realizado consultas en las oficinas de Información Turística de María Pita y de la Torre de Hércules, que a lo largo de las vacaciones atendieron a más de 1.100 personas.

Turismo señala que las consultas de los visitantes han sido dispares y que la oferta gastronómica es una de las cuestiones que más interesa, así como la museística y monumental. Una vez finalizada la Semana Santa, la principal oferta turística, las visitas guiadas, volverán ahora a su horario habitual. Todos los viernes, a las 20.30 horas, María Pita continuará ofreciendo recorridos nocturnos por la Ciudad Vieja. Los sábados, la gata Catuxa, desde las 17.00, realiza las visitas familiares y Eusebio da Guarda empieza sus visitas este mismo domingo con curiosidades sobre la vida de Picasso en la ciudad. Las visitas a la Torre de Hércules continuarán los sábados a las 12.00 horas.

 

Críticas > Sin embargo, los tres grupos de la oposición coinciden en criticar la falta de planificación en materia de turismo por parte del gobierno municipal. El grupo municipal socialista lamenta el “grave descenso” del turismo en Semana Santa, que representa, en esta ocasión, una caída del 15% con respecto al año pasado y reprochan al alcalde que no haya “una oferta definida ni específica”. Asimismo, censuran que “no se ha promocionado ni el aspecto de ocio, ni el cultural, ni la Torre de Hércules”. Los socialistas creen que el hecho de Negreira considere que el cierre de la Torre no es relevante “supone que no le interesa el monumento Patrimonio de la Humanidad, o que no le interesa el turismo”.

Por su parte, el BNG señala que “os datos da Semana Santa demostran a improvisación da Concellaría de Turismo”, departamento al que tachan de “incapaz”. La edil María Xosé Bravo valoró negativamente el balance de cifras que dejó la Semana Santa en A Coruña, al tiempo que señala que “os propios hoteleiros se queixan das campañas frouxas da Concellaría, unhas campañas que más que frouxas son raquíticas”, denuncia.

EU se suma a las críticas y propone un nuevo modelo, adaptado a la realidad económica. El grupo municipal achaca el descenso de turistas en la ciudad en Semana Santa a la crisis sistemática y a las “erróneas actuaciones municipales, como el cierre de la Torre”.

Más de 300 turistas participaron en las visitas guiadas por la Torre