Hollande es el favorito en los últimos sondeos de las elecciones francesas

Holland saluda tras participar en un acto electoral en la ciudad de Amiens efe
|

  Los sondeos publicados ayer en Francia predicen la victoria del candidato socialista, François Hollande, en el último día permitido para hacerlo antes de la primera vuelta de los comicios presidenciales de mañana.

Tan solo la encuesta del instituto Harris Interactive sitúa al presidente saliente, Nicolas Sarkozy, en cabeza en la primera vuelta con un punto porcentual de ventaja sobre Hollande, aunque también le da derrotado en la segunda, en la que el socialista obtendría el 53% de los sufragios.

Es el sondeo más favorable al candidato conservador, que en la segunda vuelta no aparece por delante en ninguna de las encuestas que, en el peor de los escenarios, le otorgan una desventaja de 14 puntos y en el mejor de seis.

Según los últimos sondeos, el candidato socialista tendrá mañana entre el 27% y el 30% de los votos, mientras que la horquilla del conservador se mueve entre el 25% y el 28%.

Harris sitúa a Sarkozy con el 28% en la primera vuelta y a Hollande con el 27%; Ifop les coloca a ambos empatados a 27 y LH2 con medio punto a favor del socialista (27 frente al 26,5%).

Las encuestas señalan al Frente Nacional como el mejor situado para ser la tercera fuerza política

 

TNS Sofres da dos puntos más a Hollande (28 %), CSA tres puntos (28 %) e Ipsos (29 %) y BVA (30 %) 3,5 puntos.

 Indecisos > Las encuestas fijan el nivel de abstención en torno al 25% y señalan que todavía hay algo más del 10% de indecisos, lo que puede modificar el resultado.

Los sondeos señalan, además, a la ultraderechista Marine Le Pen como favorita a la tercera posición, una plaza que le disputa el izquierdista Jean-Luc Melenchon que, según las predicciones, obtendrá el mejor resultado de una opción de izquierda radical desde 1981.

Le Pen se mueve entre el 14% y el 17% de los sufragios, aunque los expertos avisan del elevado voto oculto que sueñe acompañar al Frente Nacional, como se demostró en 2002, cuando sin que ningún instituto lo previera, Jean Marie Le Pen, padre de la actual candidata, se coló en la segunda vuelta por delante del socialista Jospin. Ningún sondeo predice que mañana se dé esta situación, aunque Marine puede mejorar el resultado que obtuvo Jean Marie en la primera vuelta de 2002, 16,86%, el techo electoral de la extrema derecha francesa en unas elecciones con varios candidatos.

Melenchon, por su parte, ha visto su cota de popularidad ascender durante la campaña y, se ha convertido en la revelación de las elecciones.

Casi seguro de obtener un resultado muy superior al esperado por la coalición de extrema izquierda que engloba el Frente de Izquierdas, incluido el Partido Comunista de Francia (PCF), su reto pasa por superar a Le Pen, a quien dirige buena parte de sus críticas.

Los sondeos le otorgan entre el 12% y el 16% de los votos, muy por encima del 7% que le daban a principios de año.

 

Hollande es el favorito en los últimos sondeos de las elecciones francesas