La Universidad no podrá abrir la matrícula ni emitir títulos de Ingeniería de Edificación

|

El Ideal Gallego-2011-07-27-013-672ede07 nagore menayo > a coruña
  El cambio de denominación de la titulación de Arquitectura Técnica a Ingeniería de Edificaciones está generando problemas mucho más graves de lo que se podía esperar de una simple modificación de nombre.
La batalla que la Federación de Asociaciones de Ingenieros Industriales mantiene para lograr que el nuevo grado no se vincule con la Ingeniería ha llegado a los juzgados. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia emitía el pasado 15 de julio medidas cautelares que impiden a la Universidad de A Coruña ofertar estudios en esta titulación a partir de la fecha del documento. De igual forma, se impide al centro educativo emitir los títulos de quienes estén a punto de graduarse o acabaran de terminar sus estudios.
Los alumnos de la Escuela Universitaria de Arquitectura ya habían realizado alguna manifestación en contra. La última se produjo en abril, después de que el Tribunal Supremo emitiera  la sentencia que rechazaba el uso de “ingeniería” en este grado.
La resolución del TSXG pilla al centro educativo en pleno proceso de matriculación de nuevos alumnos y de los que se encuentran a caballo entre el plan de estudios antiguo y el nuevo grado universitario.
Por este motivo, la Universidad debería parar los trámites de todas las matrículas porque, de no hacerlo, “estarían pasando por encima de la resolución de un juez”, explica Luis Manuel Tomás, presidente de la Federación de Asociaciones de ingenieros industriales. “Hasta que no se resuelva todo el proceso, ni la Universidad de A Coruña ni otras seis en todo el territorio nacional pueden matricular ni emitir títulos”, asegura Tomás.
En el caso de A Coruña, el cierre de las matrículas afectaría a varios centenares de alumnos. Además de los que continúan cursando sus estudios en este centro, se suman los 200 nuevos alumnos que podrían acceder en primer curso, tal y como estipula el límite de plazas de la titulación. Del mismo modo, hasta 146 alumnos conocían, ayer precisamente, que han sido admitidos para acceder a cuarto curso del grado de Ingeniería de Edificación.

En guerra desde 2010 >
Para el presidente de la federación de ingenieros la justificación de su batalla está clara: “No sabemos qué tiene que ver un aparejador con un ingeniero”, critica el presidente del colectivo de profesionales.
Esa misma interpretación realizó el Tribunal Supremo que, a principios del 2010 emitía una resolución que anulaba la denominación fijada por el Acuerdo del Consejo de Ministros. “Es obvio y palpable que un aparejador no es un ingeniero”, reflejaba el texto. Sin embargo, y tal y como explica Luis Manuel Tomás, “las universidades españolas no modificaron la denominación de este grado y lo siguieron ofertado bajo el título de Ingeniería de Edificación”.
Esta actitud fue la que motivó que el colectivo interpusiera sendas demandas en los Tribunales Superiores de cada comunidad autónoma, recurriendo la resolución rectoral de cada centro. Después de que estas medidas cautelares ya fueran impuestas con anterioridad a las universidades de Burgos, La Laguna, País Vasco, San Pablo-Ceu y Sevilla, además de existir una sentencia contra la Antonio Nebrija, le ha llegado el turno a la institución coruñesa.
El pasado mes de mayo, el director de la escuela de Arquitectura Técnica, Pedro Nogueira, emitió una comunicación informando del recurso contencioso administrativo interpuesto por las asociaciones de ingenieros industriales. El director aseguraba que la información requerida para preparar la defensa de la titulación había sido remitida a la Asesoría Jurídica de la Universidad, quien se encargaría de defender el grado.

La Universidad no podrá abrir la matrícula ni emitir títulos de Ingeniería de Edificación