El Puerto denuncia que el retraso del crédito para Langosteira le impide abonar las mensualidades

|

El Ideal Gallego-2011-06-10-002-75218581

Coincidiendo con el último accidente en el Puerto Exterior, el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, desveló ayer a los medios de comunicación que la entidad no dispone de liquidez para abonar las mensualidades del proyecto de Langosteira. Parece que las certificaciones de obra de junio por valor de 22 millones de euros ya no podrán ser cubiertas, al igual que las sucesivas, hasta que desde el Gobierno se formalice el crédito prometido por valor de 250 millones, de los que 175 deberían llegar este año. Según Losada, Puertos del Estado está al tanto de esta situación, pero el préstamo sigue “en el mismo punto”, a la espera de que el Ministerio de Economía de su visto bueno.

c.r. > a coruña
  “En este momento la Autoridad Portuaria no tiene capacidad para hacer frente a las demandas de los pagos de la UTE”. Así de claro se mostraba ayer el presidente del Puerto, Enrique Losada, al admitir que este mes su administración ya no podrá pagar las certificaciones de obra de Langosteira, que ascienden a 22 millones de euros. El motivo, el retraso en la formalización del crédito que iba a facilitar el Ministerio de Fomento por valor de 250 millones, 175 para este año.
En concreto, estaba previsto que el contrato se cerrase en febrero, pero a día de hoy todavía no se ha firmado, según Losada, por culpa del Gobierno. De hecho, el presidente afirma que la semana pasada se desplazó a la feria de logística de Barcelona para, entre otros, mantener un encuentro con el presidente de Puertos del Estado, Fernando González Laxe y el ministro de Fomento, José Blanco. “En este momento –el préstamo– sigue en el mismo punto, el Ministerio de Economía tiene que dar luz verde a la financiación”, aclara Losada, que admite la “buena disposición” de ambos portavoces estatales, pero insiste en su máxima de que “el movimiento se demuestra andando”.
Losada recuerda que este proceso suma ya dos años de contactos y anuncia que, una vez se cierren las condiciones del crédito, este documento debe pasar por el Consejo de Ministros, por el consejo rector de Puertos y por el consejo de administración de la Autoridad Portuaria para que todos lo acepten y permitan al ente que dirige Laxe solicitar un crédito al ICO, que luego trasladará a la nueva dársena de A Coruña.
Este proceso tardará un mínimo de un mes o mes y medio, según Losada, que alerta del “consumo de tiempo” que están sufriendo y durante el cual no podrán hacer frente a las mensualidades. De hecho, el presidente del Puerto resalta que hasta ahora han logrado seguir abonando los costes, no sabe si con “ingeniería financiera o con magia”, pero ahora se ha acabado esta posibilidad. Además, el organismo que dirige Laxe está al tanto desde hace meses de la “incapacidad de la Autoridad Portuaria para pagar más”.

Consecuencias > En cuanto a la posibilidad de que la falta de dinero paralice la obra, el portavoz de la Autoridad Portuaria no puede asegurar que no vaya a suceder. “Esperemos que no, pero la UTE es una empresa privada con unas previsiones de financiación”, afirma, por lo que lo deja en manos de la adjudicataria y de lo que esta aguante sin recibir ingresos. “El riesgo está ahí, latente”, insiste.
“Solventamos todos los tramites que estaban en nuestra mano”, insiste Losada culpando al Estado. El portavoz se refiere, por ejemplo, a cuando, hace unos meses, Laxe trasladó al Puerto la necesidad de cerrar las condiciones técnicas del préstamo. Parece que en solo siete días lograron un acuerdo para recibir cuanto antes el dinero que todavía no llegó.
Pese a sus críticas, el presidente de la Autoridad Portuaria no cree que este retraso esté relacionado con motivos políticos, a pesar de que destaca que en Gijón se formalizó con más agilidad el mismo trámite por 215 millones, a pesar de que las causas del desfase eran “diferentes”. Losada entiende que  políticamente este préstamo no es cuestionable y destaca que ha sido refrendado por todos los partidos políticos, por lo que solo espera por su ejecución formal.


El Puerto denuncia que el retraso del crédito para Langosteira le impide abonar las mensualidades